Skip to main content

Noticia

Una decena de coches quemados en la tercera noche de disturbios en Cataluña

Coche ardiendo

Tercera noche de disturbios en Cataluña que se ha saldado con una decena de coches quemados, contenedores con la misma suerte, lanzamiento de ácido y cócteles molotov contra los agentes que trataban de calmar los ánimos y hasta cohetes pirotécnicos contra un helicóptero policial.

El Ayuntamiento de Barcelona ha hecho recuento de lo sucedido anoche en las calles de la ciudad condal. Una segunda noche de protestas que han vuelto a hacer de Barcelona un campo de batalla que se ha cerrado con 33 detenidos y cerca de un centenar de heridos de diversa consideración atendidos por los servicios médicos. 

45 fuegos seguían activos esta mañana

Al igual que sucedió el martes por la noche, grupos de jóvenes (unos encapuchados, otros no), recorrían Barcelona cruzando contenedores y prendiéndoles fuego. No eran tantos como la jornada anterior, pero actuaban "con más contundencia", dicen los testigos.

El Rally España, en serio peligro por los disturbios en Cataluña

Los incidentes comenzaron pasadas las nueve de la noche, con lanzamiento de botellas, latas y otros objetos contra los Mossos y otros agentes de la autoridad.

A medida que avanzaba la noche las escenas se recrudecían. El Ayuntamiento ha contabilizado hasta 50 fuegos en la zona del Eixample. Hasta una decena de coches y una motocicleta estacionados en la zona fueran víctimas de las llamas. Muy cerca, una gasolinera era custodiada por agentes de la policía, mientras un grupo de personas desmontaba un andamio de un edificio con la fachada en obras y lo utilizaba para montar barricadas y prenderles fuego.

 

 

El incendio más grave se ha localizado entre las calles Roger de Flor y Sicilia, donde algunos vecinos han abandonado sus casas ante el temor de que las llamas de los coches pudieran alcanzar sus edificios

Y además