Noticia

10 consejos para hacer un adelantamiento perfecto

10 consejos para hacer un adelantamiento perfecto

Noelia López

28/07/2016 - 06:40

Adelantar en una carretera convencional es una de las maniobras más complicadas a las que se enfrenta un conductor. Este decálogo para realizar un adelantamiento perfecto te enseña a afrontarla de la manera más segura posible. Toma nota de los 10 consejos para adelantar a otro coche y visualiza con calma los dos vídeos, te serán de gran ayuda.

El adelantamiento perfecto es aquél que se realiza sin que ninguno de los vehículos implicados corran el menor riesgo. Esto, así escrito es fácil de explicar, pero en la práctica lo cierto es que adelantar, especialmente si se hace en una carretera convencional de doble sentido, es de las maniobras más complicadas y estresantes a las que se enfrenta un conductor.

Salvajada: un adelantamiento a 300 km/h por el arcén

Teniendo en cuenta que los accidentes más frecuentes y peligrosos son consecuencia de salidas de vía; que las salidas de vías se producen en mayor porcentaje en carreteras secundarias (muchas veves por un mal adelantamiento); y que los adelantamientos más complejos se llevan a cabo en vías de doble sentido, no está de más que te grabes a fuego este decálogo del adelantamiento perfecto:

1. Valora la distancia disponible para la maniobra con relación a la velocidad del vehículo adelantado y ante la menor duda desiste de adelantar. Si la maniobra es viable, selecciona la marcha adecuada para conseguir la respuesta del motor que necesitas.

2. Si no vas a adelantar, deja espacio suficiente entre tu coche y el que te precede. Así dejarás que otros conductores te adelanten sin obligarles a hacer un adelantamiento doble o triple.

3. Señaliza la maniobra poniendo el intermitente para indicar el cambio de carril.

4. No te pegues al coche que va delante. Es más efectivo dejar cierta distancia con él que hacer un adelantamiento demasiado justo, esto permite ganar velocidad suficiente antes de abandonar tu carril y así hacer que el adelantamiento sea más rápido.

Dejar más espacio te permite también tener un campo de visión más amplio para valorar la viabilidad de la maniobra. 

Más vídeos en Antena3

5. Antes de iniciar la maniobra, mira por el espejo exterior izquierdo para comprobar que otro vehículo no ha iniciado el adelantamiento.

6. Inicia la maniobra con el motor en las revoluciones adecuadas para disponer de la necesaria reserva de potencia. En un turbodiesel en torno a las 2.000 rpm y en un vehículo de gasolina alrededor de las 3.500 rpm

7. Permanece en el carril izquierdo el menor tiempo posible acelerando con firmeza.

8. Vuelve a tu carril sólo cuando veas por el retrovisor interior al vehículo rebasado, así evitarás entrar en su trayectoria sin la debida distancia de seguridad.

Más vídeos en Antena3

9. Cuando vuelvas a tu carril sigue acelerando. Si no lo haces comprometerás la trayectoria de otro coche que puede haber iniciado la maniobra de adelantamiento a la vez que tú.

10. Es obligatorio facilitar la maniobra de adelantamiento a otros vehículos, circulando lo más cerca posible del margen derecho de la vía e incluso reduciendo la velocidad.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches