Skip to main content

Noticia

Cuatro razones para comprar un Camaro antes que un Mustang

Cuatro razones para comprar un Camaro antes que un Mustang

Gran dilema el que se le plantea a quien duda si comprar un Chevrolet Camaro o un Ford Mustang. A continuación repasamos cuatro razones por las que inclinar la balanza a favor del primero; aunque entendemos que los férreos defensores del Mustang sabrán ponerle 'un pero' a todas.

Por si te encuentras en la dulce tesitura de tener que elegir, te damos cuatro razones para comprar un Chevrolet Camaro antes que un Ford Mustang.

Entendemos que los más férreos defensores del Mustang sabrán ponerle un pero a todas; aún así, ahí van:

1. Su cambio manual de seis velocidades.

En este tipo de coches es habitual que el fabricante decida montar cambio automático. No lo ha hecho Chevrolet que para el Camaro ha apostado por una transmisión de seis velocidades que se engranan de manera manual. 

El ford Mustang permite manejar las marchas desde levas en el volante, pero sólo si se pide como opción.

2. El sonido que desprende su tubo de escape

El Camaro SS ofrece el doble tuvo de escape por un sobrecoste que ronda los 1.000 euros, pero es un precio que merece la pena pagar. Colocado sobre la pista, con el motor de aspiración natural V8 de 6.2 litros el sonido que se desprende del tubo de escape es impresionante.

El Mustang GT no suena nada mal pero no hay opción de motar un escape activo.

3. Es un deportivo fácil de conducir

Lo de conducir un 'muscle car' mola en EEUU pero aquí en Europa es algo a lo que no damos importancia, por eso se agradece que Chevrolet haya fabricado el nuevo Camaro sobre la plataforma de Alfa.

El resultado es un coche mucho más ligero y hasta un 28% más rígido. Vale que no se le puede comparar con un Miata, pero el Camaro ofrece una conducción muy deportiva.

El Ford Mustang, sin embargo, tiene una tracción trasera muy dura lo que le convierte en un coche más difícil de controlar.

4. Es más potente

El Camaro llegó al mercado meses después que el Mustang y eso permitió a Chevrolet ajustar la potencia para que el suyo fuera superior.

Con el motor V8 de 5.0 litros el Mustang GT ofrece 435 CV; mientras que el llega a los 455 CV. Esto, en ficha técnica se traduce en una diferencia de 0,2 segundos en aceleración 0-100 km/h (4,1 segundos para el Camaro y 4,3 sgs para el Mustang) y de 0,3 segundo cuando se trata de haver el cuarto de milla (12,5 segs para el Chevy y 12,8 para el de Ford).

Lecturas recomendadas