Skip to main content

Noticia

Motor

Así es como la DGT decide cuál debe ser la velocidad máxima en cada tramo de carretera

Así son todas las multas de velocidad que te pueden poner en 2021

Los límites de velocidad son de obligado cumplimiento. Están ahí para reducir la siniestralidad ya que todos los expertos coinciden en señalar que la velocidad inadecuada es un factor desencadenante o concurrente en un alto porcentaje de accidentes. Los límites no se cuestionan pero eso no hace que dejemos de preguntarnos: ¿cómo decide la DGT cuál debe ser la velocidad máxima en cada tramo de carretera?

Velocidad genérica y velocidad específica

Cuando se habla de velocidad máxima permitida hay que diferenciar dos conceptos:

  • La velocidad genérica es la que se asigna a cada tipo de vía: 120 km/h para autovías y autopistas; 90 km/h para carreteras convencionales; y 50 km/h en vías urbanas (aunque en los próximos meses entrará en vigor la nueva normativa que quiere aprobar la DGT para reducir el máximo en ciudad a 30 km/h). También es diferente para cada tipo de vehículo:
Límites de velocidad
  • La velocidad específica que es la que se establece solo en algunos tramos por cuestiones de seguridad. La velocidad específica se aplica por encima de la genérica, es decir, siempre será esta la que prevalezca. Un ejemplo: en una autopista con velocidad máxima a 120 km/h podemos encontrar tramos limitados a 90 km/h y esa será la limitación a respetar. La velocidad específica se aplica para todo tipo de vehículos por igual

Así es como decide la DGT cuál debe ser la velocidad máxima en cada tramo

Las reducciones de velocidad se aplican en cuatro supuestos:

  • Cuando disminuye la visibilidad. Como ocurre, por ejemplo, en las curvas
  • En los cruces de carretera, incluso cuando se tiene preferencia de paso. Desde la Dirección General de Carreteras, explican que “debe existir la visibilidad suficiente como para que los conductores que circulan por la carretera que tiene prioridad puedan detener su vehículo en caso de que otro vehículo esté cruzándola de manera imprevista”
  • Por motivos de seguridad vial. Las condiciones de la vía, el estado del firme, las condiciones meteorológicas, una mayor presencia de vehículos pesados (camiones) o retenciones frecuentes “pueden hacer aconsejable establecer unos valores que aumenten la seguridad de todos los usuarios”, apunta la Dirección General de Carreteras
  • También se establece una velocidad específica inferior a la genérica cuando en un tramo se realizan obras
Así son todas las multas de velocidad que te pueden poner en 2021

Es importante aclarar que cuando se trata de travesías, la velocidad genérica es de 50 km/h pero se puede ver reducida en función de la configuración de la población, y previo acuerdo del titular de la vía y de la autoridad municipal, ese límite puede reducirse o incrementarse. 

Este cambio “debe ajustarse a la tipología de la travesía, la configuración urbana de la población atravesada, el tipo de tráfico soportado por la carretera (largo o corto recorrido, número de vehículos pesados, intensidad media diaria, etc.), y fundamentalmente al grado de coexistencia entre tráfico motorizado y usuarios vulnerables (si conviven peatones y ciclistas con tráfico motorizado se reduce a 30 km/h).

 

Y además