Skip to main content

Noticia

Renting

De cómo la crisis de los microchips está impulsando el renting de coches usados

Renting Santander

A veces dos cosas que, a priori, no tiene relación, sufren el denominado efecto mariposa. La que ahora te exponemos es una de esas veces. Esto va de cómo la crisis de los microchips está impulsando el renting de coches usados.

La crisis de los semiconductores está provocando parones en fábricas de todo el mundo y de casi todos los fabricantes. Esto, para el conductor, se traduce en una espera mucho más larga para recibir el coche que acaba de comprar.

En concreto, la entrega de un coche nuevo se está demorando en más de seis meses, lo que está duplicando los tiempos de entrega. En el caso de los coches de segunda mano, la entrega es casi inmediata, siendo el tiempo medio de espera de 15 días; la mitad, si el conductor se encuentra en la misma provincia que el vehículo.   

La crisis de los microchips aumenta la demanda de renting de vehículos usados

En el renting de coches, más de lo mismo. Quienes firman el contrato de un coche nuevo, deben reunir dosis extra de paciencia, algo que, con las vacaciones a la vuelta de la esquina, no siempre es posible. ¿La solución? El renting flexible de coches de segunda mano.

En España, el renting de segunda mano no es muy habitual. Swipcar es una de las empresas de renting que ofrece este servicio y asegura que ha notado un incremento del 15% en la venta de vehículos de segunda mano en la modalidad de renting

Renting

“El sector automovilístico está pasando por un momento comprometido, pues nunca antes se habían visto números como los de ahora", afirma Julio Ribes, CEO de Swipcar. "El aumento de los vehículos de segunda mano adquiridos en modalidad renting responde a la necesidad del cliente: inmediatez, disponibilidad y precios accesibles", explica.

Su compañía lleva meses ofreciendo la posibilidad de adquirir en renting vehículos usados y ha comprobado que la demanda crece de forma imparable. "Hasta que la industria de la automoción no nivele sus producciones y tiempos de entrega -principios de 2022-, esta tendencia seguirá en aumento",  asegura Ribes.

Un problema europeo

La falta de microchips para las fábricas de coches es un problema se extiende por todos los mercados, pero en Europa tal vez sea más notorio, ya que somos una región con fuerte tradición por el sector del automóvil. Los principales fabricantes mundiales (Fiat, BMW, Mercedes, Seat, Peugeot...) tienen su origen en Europa. La tradición automovilística marca el volumen del parque móvil de los países, que es caduco y cada año necesita renovar una parte, pero la que correspondía a este 2021, está encontrando este escollo.

Y además