Noticia

Coches conectados: una realidad en evolución

Coches conectados: una realidad en evolución

Rebeca Álvarez

03/07/2014 - 17:44

Los coches conectados son una realidad en evolución hoy en día. La fragmentación en los sistemas operativos o en la forma de conexión son algunos de los aspectos a mejorar. Se espera que dentro de cinco años, el mercado de este tipo de coches haya crecido un 300%.

Los 'smartphone' y los vehículos cada vez tiene más que ver los unos con los otros y es por eso que los coches conectados son una realidad en evolución. Esta es la conclusión que se desprende del Primer Estudio de Coches Conectados elaborado por IAB, la Asociación española que representa al sector del marketing, la publicidad y la comunicación digital en España, junto con Applicantes y Periodismo del Motor.

Los usuarios cada vez reclaman más Internet en el móvil y este informe señala cuáles son las principales ventajas e inconvenientes de esta situación. Para la elaboración de este estudio se han analizado 21 modelos de 15 marcas de automóviles, que han aportado un claro enfoque de cuál es la situación del coche conectado en España.

En primer lugar, cabe destacar una importante fragmentación tanto en los tipos de conexión a Internet en el coche conectado, como en los sistemas operativos utilizados, que son principalmente cuatro: MirrorLink (Nokia), Android Auto (Google), CarPlay de Apple (por cierto, más marcas llevarán CarPlay) y Windows in the car (Microsoft).

Además, de las siete marcas analizadas que ofrecen coches conectados (Audi, BMW, Ford, Mini, Peugeot, Toyota y Volvo) se desprende que la oferta de contenidos y servicios entre las marcas es muy diferente. Aunque cabe destacar que en todos ellos prima el uso de los comandos de voz para el manejo del coche, un sector poco explotado que abre muchas posibilidades de negocio.

En cuanto al grado de involucración de las marcas con los coches conectados, BMW es la que más apps tiene, 34 en total, seguida de Renault y Mercedes. Por otro lado, las aplicaciones en los coches conectados siguen considerándose un servicio 'premium', pues la conectividad en el coche suele ser gratuita solo durante un tiempo de prueba y después se exige continuar pagando lo que establezca la marca por una suscripción.

En el caso de Audi, que montará tecnología Google Android y Apple CarPlay, hay que pagar también por incluir en el coche conectado un navegador, mientras que otras dos marcas, Ford e Infiniti, ofrecen conectividad en algunos de sus acabados de acceso a la gama.

Es muy importante resaltar que en cuanto al contenido de las aplicaciones que ofrecen los coches conectados, se ofrecen muchas guías y utilidades, mientras que el aspecto lúdico aún queda en segundo plano.

¿Y qué hay de la protección de datos en los coches conectados?

El hecho de que Internet esté presente en los coches conectados significa que los vehículos corren también el riesgo de sufrir violaciones de la privacidad y de los sistemas de seguridad. Así, por ejemplo, si un usuario ha registrado su coche en la web de Renault, y a este le roban sus datos y contraseñas, el propietario de ese vehículo también se verá afectado.

En palabras de Vicente Díaz, experto en seguridad de Kaspesky Lab, los coches quedan ahora expuestos a "amenazas que ya existían en el mundo del PC y de los 'smartphone'. Los riesgos que pueden sufrir los usuarios van desde el robo de contraseñas, aperturas de puertas, acceso a servicios remoto o localización del coche."

Para llegar a estas conclusiones, han realizado un estudio real con BMW con el que pretenden demostrar que se abre una nueva brecha con posibles ataques a los coches conectados, una realidad en evolución.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches