Noticia

El coche-misil: Pulse Jet Lakestar

El coche-misil: Pulse Jet Lakestar

Luis Meyer

10/06/2014 - 14:02

¿Imaginas coger un misil de la Segunda Guerra Mundial y plantarlo sobre cuatro ruedas? En América se les ha ocurrido llevarlo a cabo con un resultado sorprendente... ¡Y decían que en el sector del automóvil estaba todo inventado!

En Estados Unidos le conocen como Rocketman, porque trabaja prácticamente con todo lo que tenga ruedas con motores de reacción y realiza con ellos arriesgadas pruebas de conducción.

 

¡No te pierdas los coches cohete de Opel!

Ahora, Bob Maddox, junto con otro loco de los coches, ha desarrollado el Pulse Jet Lakestar. Se trata de un vehículo no demasiado bonito, con poco más que cuatro ruedas, una cabina similar a la de un reactor impulsado por un motor a reacción. Su ayudante en esta misión es Randy Grubb, inventor del Decopod, ese triciclo motorizado con una estética digna de una película de Flash Gordon, además de colaborador habitual de la estrella de la televisión Jay Leno.

Para el motor del Pulse Jet Lakestar han usado uno basado, ni más ni menos, que en el cohete V1, un misil balístico desarrollado por Alemania en la Segunda Guerra Mundial. Los fabricantes de esta copia americana llamada LTV-N-2 fueron Ford Motor Company, Republic Aircraft y Willys, que por otro lado también inventó en aquella época el concepto Jeep. 

Para la construcción del vehículo han recurrido a un bastidor ligero tubular y los bajos de un avión de guerra. La carrocería, elaborada a mano, es de aluminio pulido y remachado, con un indudable aspecto de jet. 

El dúo Maddox y Grubb aun no sabe lo rápido que puede llegar a ser su invención con motor de misil, pero superará claramente los 320 km/h. Para que te hagas una idea: el V1 en el que se basa alcanzaba los 576 km/h a 760 metros de altura. 

Para detenerlo usarán un paracaídas, y es que, por el momento, el Pulse Jet Lakestar no tiene frenos.

Lecturas recomendadas

Buscador de coches