Noticia

A bordo

Así evitará el coche de Google a vacas y otros obstáculos

Así evitará el coche de Google a vacas y otros obstáculos

Redacción Auto Bild

10/04/2015 - 12:27

Google parece tener las claves para que ningún animal u obstáculo impida a un vehículo sin conductor continuar su camino. De poco sirve lanzar un vehículo de conducción autónoma si no es capaz de solucionar un conflicto en la carretera. Es un problema complicado de resolver pero parece que Google podría tener las claves de la solución gracias a una patente que recibió hace unos días.

Una patente recibida por Google hace unos días le da las claves para evitar que animales pesados, como las vacas, u otros obstáculos impidan a un vehículo sin conductor continuar su trayecto. Cuando circulas por carreteras rurales o de montaña, y según qué zonas, no es raro encontrarte con algún que otro animal por el camino. Lo peor es enfrentarte a una vaca porque son animales grandes y lentos y no son fáciles de esquivar. El problema se agrava si el vehículo es un coche de conducción autónoma. La firma americana es consciente de este problema. En autopistas es fácil realizar una conducción autónoma sin problemas pero en carreteras secundarias o zonas rurales el tema se complica. En la actualidad ninguna marca presume de tener un coche 100% autónomo aunque se preparan para ello.

Una reciente patente recibida por Google hace unos días presenta las claves para que la compañía ponga solución cuando el coche se encuentre con obstáculos en la calzada, como por ejemplo una vaca. Google ha ideado un sistema para identificar cuándo un coche autónomo está en 'posición atascado' y presentará los planes sobre cómo salir de la situación. Se considera ‘posición atascado’ cuando un coche no puede llegar a su destino final sin incumplir algunas normas.

No te pierdas: El coche de Google en su versión definitiva de producción

La patente de Google consiste en un centro de asistencia encargado de resolver cualquier situación en la que el coche autónomo no pueda seguir su ruta planificada. Cuando el coche detecta que está ‘atascado’ solicita ayuda al centro especializado en resolver el problema. El automóvil envía su ubicación gracias a los datos recogidos por los sensores y el experto podrá sugerirle una nueva ruta o solicitarle más información, como imágenes o vídeos para comprender mejor la situación. Este interfaz entre el centro de asistencia y el automóvil también podría ser controlado por un pasajero del vehículo.

Ahora la clave está en determinar cuando el coche sin conductor está realmente en ‘posición atascado’ y en función de esto vendrá el éxito del vehículo sin conductor, ya que cuántas menos veces se pida ayuda al centro de asistencia menor será el coste de poner en marcha una flota de vehículos de conducción autónoma. Para determinar con exactitud si un vehículo se ha encontrado con un obstáculo, Google tendrá en cuenta parámetros como la ubicación y la hora del día, de este modo podrá saber si el coche se ha parado para dejar a un niño en un colegio o está metido en un atasco real cerca de un estadio deportivo porque acaba de terminar un partido de fútbol.

Fuente: Washingtonpost.com

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Buscador de coches