Logo Autobild.es

La Bugatti Chiron de las motos equipa un motor bóxer de 8 cilindros

GWM Souo

¿Se llegará a vender en Europa?

“¡Nos comen los chinos!”, decían tanto Julián López como Ernesto Sevilla. Eran tiempos del Club de la Comedia (aquellos lejanos ‘dosmiles’), pero ya se anticipaba, a modo de oráculo, lo que iba a pasar en el mundo de la automoción dos décadas más tarde. 

Los fabricantes del país asiático han empezado a desplegar su potencial y están extendiendo su alcance a todo tipo de segmentos. Vala como ejemplo la que podríamos considerar como la Bugatti Chiron de las motos, que además equipa un motor bóxer de 8 cilindros.

 

Es obra de Great Wall Motors, un conglomerado multimillonario que tiene muchas marcas de automóviles, pero que también tiene su propia firma de motocicletas. El modelo en cuestión es la GWM Souo.

Cumple con todos los requisitos del segmento, aunque, suponemos, que a un precio mucho más barato que el de los referentes del sector. Este aspecto, sin embargo, habrá que esperar para resolverlo, pues todavía no se han desvelado sus tarifas.

Lo que si sabemos es que, básicamente, se trata de un tanque sobre ruedas, una mole que marca nada menos que 400 kilos en la báscula, pero que son 400 kilos enfocados a la comodidad de los ocupantes y al disfrute de los viajes.

La careta frontal es sencillamente enorme, equipada con un doble faro bajo el que se ubican dos enormes entrada de aire, configurando un amplio carenado que protege por completo a quien esté al manillar.

Éste puede ver todo tipo de información en la pantalla de 12,3 pulgadas, aparentemente podrá conectar el teléfono móvil con el sistema de entretenimiento, lo lógico sería que contara con un buen equipo de sonido, su asiento parece cómodo y quien irá de verdad en su salsa será el acompañante, que cuenta a grandes rasgos con un trono y sendas maletas bajo las piernas.

GWM Souo

El que es un aspecto clave en a Souo es su motor, pues emplea un bloque bóxer 2.0 de ocho cilindros. Se trata de un propulsor que, directamente, es más grande y tiene más cilindros que muchos de los motores que montan coches utilitarios y urbanos.

No se ha desvelado su rendimiento, pero debería ser alto y, aunque por su peso no tendrá unas aceleraciones fulgurantes, debería poder mantener velocidades de crucero muy altas sin ningún problema (el velocímetro digital marca hasta 240 km/h de velocidad máxima).

Un detalle curioso a tener en cuenta es que no es que en China sean precisamente amigos de las motocicletas y es que hay muchas carreteras en las que directamente no pueden circular. Es más, suele tratarse de autopistas, precisamente el lugar en el que mejor se desenvuelve un modelo como la GWM Souo.

Para rizar más el rizo, en las que sí están permitidas, tienen la velocidad limitada a 80 km/h, una punta que se antoja muy baja para lo que puede ofrecer un modelo de estas características. 

Es precisamente por eso que apenas hay representantes del segmento de las gran tourer en China y eso nos lleva a pensar que Great Wall Motors debe tener en mente exportar la motocicleta a otros países, pues se antoja que “en casa” no debería haber mucho mercado para ella.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.