Skip to main content

Noticia

Así afecta la nueva ITV a los coches con centralita reprogramada

centralita reprogramada
¿El fin de las reprogramaciones?

En 2018, concretamente desde el pasado 20 de mayo, ha entrado en vigor una nueva ITV mucho más exhaustiva que analiza más elementos del coche y con mayor detenimiento, lo que inevitablemente llevará a un mayor número de fallos reconocidos. Esto a) redundará en una mayor seguridad y b) hará que los conductores sean ‘tirados’ de la inspección más a menudo. Cabe destacar como afectará el nuevo proceso a modificaciones que hasta ahora no se detectaban, como las centralitas reprogramadas.

Ventajas e inconvenientes de reprogramar la centralita

Se trata de un ‘tuneo’ bastante habitual que mucha gente lleva a cabo por básicamente dos razones, la primera es que es relativamente fácil de llevar a cabo y la segunda es que no la cazaban en la ITV. Aunque esto, al menos a priori va a cambiar.

Hay que distinguir entre tipos de reprogramación de la ECU, que se diferencian entre sí por niveles. En los 1 y 2 solo se toca la electrónica para mejorar la potencia, pero a partir del 3 el incremento es tal que se hace necesario modificar o cambiar piezas mecánicas para que lo soporten. Aunque lo habitual es que la centralitas sean modificadas para conseguir unas mayores prestaciones, también hay casos en los que el objetivo es reducir tanto consumos como emisiones.

¿Cuánto te costaría reparar o hacerle el mantenimiento a tu coche? Descúbrelo aquí.

Sea cual sea, lo más probable es que desde ahora cualquier tipo de manipulación sea detectada en la ITV y los motivos son los siguientes. Todos los coches tienen una programación de serie que les identifica con un código VIN (Vehicle Identification Number) en el chasis y otro CVN (Calibration Verification Number), este último específico década fabricante, modelo y versión, pero que la marca hace de acceso público para que los talleres puedan operar sin problemas sobre las centralitas.

Pues bien, desde el 20 de mayo las ITV tiene que tener herramientas capaces de leer dicho código en vehículos posteriores a 2006 (los anteriores se libran). El acceso a la información proporciona un código de cuatro dígitos denominado checksum que, en caso de no coincidir, indicaría que la centralita ha sido reprogramada o modificada de alguna manera.

De ser así, todavía no está muy claro que podría ocurrir ya que aunque se detecte la modificación no se podrá saber si ha sido voluntario o involuntaria, por lo que la responsabilidad legal debería recaer la estación.

Descubre cuánto vale tu coche en solo dos pasos con el Tasador de coches de Auto Bild.

Ahora bien, aunque esa es la teoría, en la práctica está por ver si el proceso de lectura mediante el puerto OBD (On Board Diagnostic) será capaz de detectar las reprogramaciones, siendo lo más normal que solo identifique fallos electrónicos en el motor, los airbags, etc.

Ya que has llegado hasta aquí... ¿te gustaría saber qué reparaciones o mantenimiento deberías hacerle a tu coche actual? Introduce aquí abajo tu matrícula y te lo diremos al instante con un precio totalmente cerrado.

Fuente: TopGear.

Más:

tasador

Y además