Noticia

Alfa Romeo 4C Pogea Racing: ¡a más de 300 km/h!

Raúl Salinas

El Alfa Romeo 4C Pogea Racing es una oda a las prestaciones puras, un auténtico matagigantes que pretende mejorar uno de los productos más salvajes que han llegado al mercado en los últimos tiempos. Agárrate fuerte porque las prestaciones que promete este deportivo podrían poner en apuro a más de un superdeportivo, acompañado de una serie de mejoras estéticas y aerodinámicas que le sientan como anillo al dedo. ¿El mejor Alfa Romeo 4C que hemos visto hasta la fecha?

El Alfa Romeo 4C Pogea Racing es una de esas preparaciones que un coche como el Alfa Romeo 4C estaba pidiendo a gritos. No es que el modelo de serie sea poco potente o no demasiado espectacular estéticamente, nada de eso, pero echábamos de menos una versión radicalizada capaz de poner en serios apuros a superdeportivos mucho más caros y potentes. En Pogea Racing son unos auténticos fenómenos a la hora de preparar coches italianos, como ya pudimos ver con el Abarth 500 Pogea Racing, y este es otro buen ejemplo, vamos a repasar que mejoras incorpora.

Su rival natural: Prueba Porsche Cayman GT4 2015

Resulta evidente que los cambios estéticos son muy importantes, aunque al final mantienen intacta la preciosa línea original del coche (menos mal). Según este preparador estadounidense, las mejoras estéticas tienen detrás un fin aerodinámico, por ejemplo, el alerón trasero, producido en fibra de carbono como el resto de piezas para no incrementar el peso del conjunto, es capaz de generar 35kg extra de carga sobre el eje trasero a 160 km/h. Vale, estamos de acuerdo, hay mejoras que sirven para algo, pero hay que reconocer que el principal objetivo es aumentar la agresividad del coche y vaya si lo consiguen...

Si bien el Alfa Romeo 4C (aquí te dejo nuestra prueba) es un auténtico juguete capaz de ofrecernos muchas sensaciones a sus mandos, esta versión, prestacionalmente, está un pasito por delante. El motor de cuatro cilindros sobrealimentado y 1,75 litros ha sido revisado y su potencia crece de una manera notable: pasamos de 241 a 313 CV. El par motor crece casi a la misma velocidad, pasando de los 350 a los 435 Nm. Con todo ello, las prestaciones mejoran notablemente, sí, todavía más. El Alfa Romeo 4C Pogea Racing entra en el selecto club de los deportivos que bajan de los cuatro segundos en el cero a cien (3,9 segundos), mientras que alcanza los 200 desde parado en menos de 15 (14,4 segundos).

]

Pero quizás la cifra más representativa sea la de la velocidad máxima, que se dispara de los 258 km/h que alcanza de serie el 4C, a los 301 km/h que alcanza el Alfa Romeo 4C Pogea Racing. Todas estos datos son de auténtico superdeportivo y poco tienen que envidiar a modelos de Ferrari o Porsche. ¿Veremos próximamente un Alfa Romeo 4C Quadrifoglio verde? No estoy nada seguro, pero en caso negativo, siempre nos quedará Pogea Racing...

Imagen de perfil de Raul Salinas