Skip to main content

Lista

Motor

Las 5 mayores incomodidades de viajar en una autocaravana

incomodidades de viajar en una autocararavana
No todo iba a ser idílico.

Que el segmento camper y de las caravanas está en auge es un hecho, y parece lógico dado que en una situación de pandemia global permiten viajar a tu aire huyendo de las aglomeraciones. Ahora bien, la realidad bucólica de libertad y contacto con la naturaleza no es la única con estos vehículos, también tienen aspectos negativos que se suelen mencionar mucho menos. Intentemos darnos un baño de realidad repasando las 5 mayores incomodidades de viajar en una autocararavana.

Cuidado con los ronquidos

En cualquier modelo se valora la posibilidad de contar con un mayor número de huecos para dormir, ya sea con un techo extensible, gracias al formato ‘capuchino’, etc. Sin embargo, esto hace que en realidad solo haya más personas en un hueco que tiende a ser reducido, por lo que en la pernocta se multiplican las posibilidades de que uno de los inquilinos ronque, hable en sueños, etc., lo que puede hacer que intentar dormir se convierta en una pesadilla para el resto.

La cocina en el salón (y el dormitorio)

Otro aspecto que suma puntos en una camper es disponer de una cocina lo más completa posible, algo que permite comer caliente durante el viaje, preparar una mayor diversidad de comidas, etc. Sin embargo, hay que tener en cuenta que esto significa que estamos cocinado en un habitáculo con un espacio ajustado, que además de cocina hace las veces de salón y que, por la noche, también actúa como dormitorio. Así que si el plato que se prepara tiene un olor fuerte la “peste” que se quede puede ser importante.

A la hora de ir al baño

Hay muchas personas que son incapaces de hacer “aguas mayores” si no están en su hogar, da igual si van a un hotel, a un apartamento o lo que sea. Para ellos tener que ir al baño en una autocaravana se convierte en un auténtico suplicio, pero el resto de mortales a los que esto no les afecta también tendrán que enfrentarse a lo que es una falta de intimidad tremenda, a los olores…

El viaje va a ser lento

Esto es algo que a priori todo el mundo tendría que tener en cuenta, pero seguro que alguno no cae en la cuenta hasta que se pone al volante: viajar en autocaravana es muy lento. Hablamos de vehículos grandes o muy grandes, con un peso considerable, que van cargados hasta arriba de equipamiento y muebles, así que son más difíciles de maniobrar, exigen más al motor y no son precisamente el paradigma de la agilidad. Es por eso que hay que mentalizarse y tomarse el desplazamiento con otra filosofía, disfrutar del camino.

Aparcamiento

Una autocaravana, sea del tipo que sea, es mucho más voluminosa que un automóvil, así que a la hora de encontrar aparcamiento vas a tener bastantes dificultades. Primero, porque en muchos huecos no va a caber y, segundo, porque directamente en muchas zonas no está permitido que estacionen. A esto tienes que sumar, además, que si acampas en una zona durante unos días, si tienes que ir a algún sitio a hacer comprar o por el motivo que sea, o tienes un vehículo secundario o tendrás que desmontar todo el “tenderete” para ir a hacer el recado de turno, lo que puede ser algo engorroso.

Y además