Prueba

Suzuki SX4 S-Cross 2013: ¡a por los líderes!

David López

18/12/2013 - 18:44

El Suzuki SX4 S-Cross apunta directamente al líder de su segmento, que no es otro que el Nissan Qashqai. El experimento no le ha salido nada mal: ¡ahora solo queda que el público le dedique la atención que merece!

El nuevo Suzuki SX4 S-Cross 2013 tiene clara su estrategia: atacar a los intocables del segmento. Lo admiten en la marca, y es digno de elogiar: si sabes dónde quieres posicionarte, el resultado será mejor.

 

Por eso, durante la presentación del Suzuki SX4 S-Cross 2013 solo necesité tres minutos para oír hablar del Nissan Qashqai, que es el líder del segmento. Otros modelos a los que persiguen con fuerza son los Hyundai ix35 y Kia Sportage (segundo y tercero en la lista de ventas) aunque otros modelos como el Mitsubishi ASX (te dejo un link con los datos del Mitsubishi ASX 2013 que se presentó en el Salón de París 2012) no deberían bajar la guardia.

 

¿Y cuáles son las armas que va a utilizar el SX4 S-Cross? Para empezar, su tamaño: con 4,30 metros, ofrece habitabilidad interior suficiente para una familia que busca este modelo como coche único, algo para lo que su maletero también está preparado: con 430 litros se sitúa en la media del segmento (y 30 litros por delante del Qashqai).

 

Además, el Suzuki SX4 S-Cross 2013 tiene versiones de dos ruedas motrices y tracción integral. Los SX4 S-Cross 4x4 tienen el sistema ALLGRIP con un selector de modo por medio de una ruleta electrónica. Se trata de una evolución del que montan los SX4 4x4 y tiene cuatro posiciones: Auto (funciona siempre en 4x2), Sport (reduce la intervención del control de tracción y agudiza la reacción del acelerador), Snow (funciona en 4x4 y aumenta la adherencia y también actúa sobre el acelerador para que sea más suave) y Lock (bloquea el diferencial central).

 

ALLGRIP SX4 S-Cross

En cuanto a los motores del Suzuki SX4 S-Cross 2013, tendrá una gama compuesta por dos 1.6 de 120 CV; uno es el conocido de gasolina con 156 Nm, mientras que el segundo es un diésel de origen Fiat y llega a los 320 de par.

 

Este último es el que he podido conducir brevemente durante mi primera toma de contacto. Nada más entrar me recibe un habitáculo espacioso y bastante luminoso gracias a su techo de cristal practicable que según Suzuki tiene la superficie acristalada más grande del segmento.

 

El nuevo puesto de conducción del Suzuki SX4 S-Cross 2013 es más moderno que el del SX4, aunque la verdad es que se cubre con demasiado plástico duro. Detrás, los adultos pueden acomodarse sin problemas, pero el nuevo techo de cristal te roba libertad de movimiento para la cabeza. En cuanto a equipamiento, la versión básica viene de serie con climatizador, radio y control de crucero. Si buscas asistentes o conexión a Internet, te estás equivocando: Suzuki apuesta más por el espacio que por esas tecnologías.

 

Al presionar el botón de arranque (según versiones), el sonido entra filtrado al habitáculo, por lo que no da la sensación de coche tosco que sí pueden dar otros modelos. El embrague no ofrece resistencia, lo mismo que la dirección, suave al maniobrar y correcta cuando subes de velocidad. En este aspecto me recuerda más al Qashqai que al Hyundai (por cierto, aquí te dejo el primer contacto del Hyundai ix35)

 

El motor que monta el Suzuki SX4 S-Cross 2013 también me gusta. Durante los 40 km que pude realizar por carreteras secundarias me encontré a gusto en todo momento. Empuja desde 1.500 rpm con ganas (sobre todo si activas el modo ‘Sport’) y el desarrollo le permite circular a 2.000 vueltas cuando te pones a 120.

 

Cuando llegan las curvas, la suspensión contiene bien balanceos y cabeceos, y la sensación que tengo es la de coche sólido y bien hecho. Estoy deseando tenerlo por la redacción para enfrentarlo a sus principales rivales, porque la cosa promete.

 

Los precios del nuevo Suzuki SX4 S-Cross 2013 arrancan en 18.495 euros para la versión 1.6 gasolina, con un descuento promocional de 1.000 euros para toda la gama. El primer nivel de acabado, denominado GL, ya monta de serie aire acondicionado, siete airbags, ESP, radio CD MP3, llantas de 16 pulgadas, control de crucero y toma USB. El diésel parte de 21.495 euros, con un descuento de 1.300 euros para todas las variantes de gasóleo y si montas tracción a las cuatro ruedas deberás pagar unos 5.000 euros extra.

Prueba del Suzuki SX4 S-Cross 1.6 DDiS GLX 4WD por Kike Ruiz

 

Sabedoras de la importancia del segmento de los SUV compactos, que continúa al alza, las marcas casi viven obsesionadas por ganarse su parte de este jugoso pastel. Y aquí es donde Suzuki (aunque tarde) entra en juego con el Suzuki S-Cross.

Pero el modelo de Suzuki, además de un parecido razonable, comparte algún detalle más con el Nissan Qashqai: por ejemplo, mide 4,3 metros de longitud (lo mismo) y casi todo lo que puedes encontrar en el Nissan lo vas a tener en el Suzuki. Entonces, ¿qué ofrece este S-Cross en una categoría donde parece todo inventado? ¿Qué aporta? Me pongo al volante... 

Suzuki SX4 S Cross

Primer acierto: la posición es elevada y eso gusta en este segmento. El interior es correcto, sin demasiados virtuosismos y los materiales, aunque no son de primerísima calidad, tampoco son peores que los de su gran rival. Paso a la fila trasera. En estas plazas, dos adultos de hasta 1,85 de altura no tendrán grandes problemas en acomodarse, aunque no es precisamente ancho y la altura tampoco es su fuerte (sobre todo si monta el techo corredizo de esta unidad). Aquí Suzuki podría haber dado un paso al frente y haber montado unas salidas de aire para comodidad de los pasajeros, pero... 

Donde sí ha sabido ofrecer algo mejor es en el maletero. Cubica hasta 430 litros y eso es una cifra bastante competitiva en su segmento. Lástima que los respaldos traseros, al abatirse, no dejen un fondo plano, porque su volumen máximo (1.269 litros) no supone la panacea. Eso sí, ofrece un doble fondo para organizar mejor la carga.

Suzuki SX4 S Cross salpicadero

Bajo el capó, cuento con los 120 CV extraídos de un bloque de 1,6 litros diésel que no es la finura personificada, pero que sí convence por sus otras cualidades, como un empuje notable a partir de 1.700 vueltas y sobre todo el consumo: con 5,6 l/100 km, su pequeño depósito de 47 litros da de sí bastante. 

En carretera responde mejor de lo que me esperaba: entra bien en curva, aguanta el tipo en los fuertes cambios de apoyo y frena muy decentemente. Ni su dirección ni su cambio son objeto de queja y solo la suspensión, algo seca, puede ser molesta en asfaltos rotos. ¿Y en campo? Sus cotas off road no te van a dar muchas alegrías, pero cuenta con un bloqueo 50/50 para los caminos más resbaladizos.

 


Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre

Suzuki SX4 SX4

Acabados de Suzuki SX4 2006 más populares:

Ver todos los acabados
Todo sobre Suzuki SX4

Buscador de coches