Reportaje

Tesla en España: ¿se pueden recorrer 1.000 km?

Hugo Valverde

11/02/2016 - 14:35

Voy a comprobar si la infraestructura de Tesla en España permite recorrer casi 1.000 km en eléctrico. Barcelona, Tarragona, Gerona, Narbona, Carcasona (Francia) y vuelta a Barcelona. ¿Será posible?

Son las seis y media de la mañana. Las calles de Barcelona todavía están desiertas; por delante me espera una de esas jornadas maratonianas, pero de puro disfrute para un apasionado del motor: intentar descubrir una cuestión que siempre se me plantea cuando pienso en el Tesla Model S: ¿se podrá viajar bien con él? ¿Será su autonomía un tremendo engorro?

Mi plan es ir de cargador en cargador, tal como Elon Musk propone, como si fueran estaciones de servicio tradicionales, para comprobar la infraestructura de Tesla en España. De Barcelona iré a Tarragona, donde pretendo cargarlo a tope. Una vez allí subiré a Gerona, más tarde Narbona y el objetivo final, la ciudad medieval de Carcasona (Francia). Con la vuelta hasta Barcelona son unos 800 km, suficiente para demostrar si es factible hacerse con un Model S para viajar.

Así que hoy no me voy a centrar en lo bueno que es este coche, y eso que es rápido, muy rápido; o en que su interior parece una nave espacial. Estoy en Barcelona y toca poner en el navegador la dirección de la estación de carga de Tarragona: con pulsar un botón, los supercargadores más cercanos aparecen en la pantalla.

Cargando Tesla Model S en España

¡Comienza la aventura!

Al colocar la ruta en el GPS, automáticamente te aparece un gestor de batería donde te indica la cantidad de energía que vas a consumir durante el trayecto, teniendo en cuenta la orografía del terreno, la velocidad máxima permitida y tu estilo de conducción, aportando un dato muy valioso: con qué porcentaje de carga llegarás al destino. En un viaje así las matemáticas siempre están presentes.

Conforme vas haciendo kilómetros, una nueva línea marca tu consumo real: ¡es tremendamente difícil conseguir las cifras que predice Tesla! En este aspecto se parecen demasiado a las marcas tradicionales con sus promesas poco realistas de consumos y emisiones.

Llego a la estación de Tarragona y toca recargar. Las baterías marcan un 39% y ahora me va a tocar llenarlas a conciencia si quiero llegar a Gerona sin sustos: me toca poner al Tesla en el dique seco y esperar unos 30 minutos.

El uso de los supercargadores es sencillo. Lo único que tienes que hacer es acercar el mango del cargador a la toma de carga, situada en el faro trasero izquierdo. Un sistema de imanes hace que la trampilla se abra de manera automática y después solo hay que enchufarlo.

Hay que tener en cuenta que las baterías se cargan más rápido cuando están vacías, por lo que llenarlo por completo tarda algo más, pero pasar de un 30% a un 80% se consigue en unos 25 o 30 minutos. Salgo hacia Gerona con ese 80% y un atascazo en hora punta en Barcelona me garantiza llegar a mi destino con batería de sobra. La estación de Gerona fue la pionera y cuenta con cuatro puntos de carga (la de Tarragona solamente dos). El proceso se repite y necesito otros 30 minutos para intentar llegar del tirón hasta Carcasona, pero la cosa se complica: aumento algo el consumo y para no arriesgar decido hacer una breve parada en Narbona.

Cargadores Tesla en España

Europa empieza en los Pirineos

Seguro que ya has oído esta expresión antes y, en el aspecto de los coches eléctricos, es algo literal. Francia cuenta con una red más desarrollada, aunque no llega a la de los países de Europa central. La estación de Narbona tiene ocho cargadores, aunque están igual de vacíos que los españoles. Toca comer, así que lo dejo cargando hasta los topes: ¡quiero llegar hasta Gerona! Continúo el viaje y finalmente llego a mi objetivo: la ciudad medieval de Carcasona. No hay ni un parroquiano que no se quede embobado a mi paso, pero yo ando más entretenido intentando consumir lo justo: el cargador de mi destino está lejos y el ordenador me dice que voy a llegar con un tísico 9%. Empiezan los nervios. ¿Qué hacer? ¿Paro otra vez en Narbona o no? Este es el principal problema de viajar con un Tesla Model S. Finalmente no me la juego y decido hacer una pequeña parada de diez minutos en la villa francesa antes de enfilar hacia Gerona para cargarlo a tope, llegar a Barcelona sin ningún problema y devolvérselo a Armand, de Evan Motors, sin que se quede tirado en la cuneta.

Anochece y mi conclusión es clara: los supercargadores sí permiten realizar largos viajes con el Tesla Model S, aunque, eso sí, hay que hacer números y parar más de la cuenta si no quieres sufrir un ataque de nervios. En España, sin infraestructura de cargadores, tu viaje se puede convertir en un suplicio. ¡Ojalá este escenario cambie pronto!

Viajamos con el Tesla por España

Los planes de Tesla

Los supercargadores de Tesla son los elementos capitales en el desarrollo y expansión de la marca en el Viejo Continente. En varios países de Europa cuentan ya con una densa red, pero en España la infraestructura es todavía muy mediocre, con únicamente dos estaciones en Gerona y Tarragona. En plan de Tesla en España es seguir ampliando la red en dos direcciones: hacia el Mediterráneo y hacia Madrid. Se espera la apertura de cargadores en la capital, Zaragoza, Valencia, Murcia o Sevilla durante 2016, aunque la poca demanda puede afectar negativamente a esta expansión.

Lecturas recomendadas

Hugo Valverde

Web Mánager

Apasionado de las cuatro ruedas desde que mis padres me subieron al carrito por primera vez.

Buscador de coches