Skip to main content

Reportaje

Motor

La increíble historia del Smart Fortwo

La increíble historia del Smart Fortwo

El citycar más famoso

A veces, algo muy pequeño puede convertirse en algo muy grande. Esta frase puede ser el resumen de un coche que transformó el paisaje de muchas ciudades a finales de los 90. Esta es la increíble historia del Smart Fortwo.

Este pequeño coche fue lanzado al mercado en 1998 como Smart City Coupe, fruto de la joint venture Micro Compact Car AG que fundaron las empresas Swatch y Mercedes-VEC. Aunque la idea comenzó a gestarse mucho tiempo antes. 

Su éxito fue inmediato y pronto comenzamos a ver las principales ciudades españoles y europeas pobladas del Smart Fortwo. Sus reducidas dimensiones, apenas 2,50 metros de longitud, lo convertían en un vehículo muy ágil para circular por los núcleos urbanos y aparcar fácilmente

La increíble historia del Smart Fortwo

La increíble historia del Smart Fortwo
Medía solo 2,50 metros y salió al mercado en 1998

A finales de los 70, a Mercedes se le pasó por la cabeza producir un vehículo pequeño y económico, debido a la crisis del petróleo que había afectado gravemente a la industria del automóvil. 

Sin embargo, esa idea, finalmente, quedó guardada en un cajón. No fue hasta mediados de los 90 cuando la retomó, aunque esta vez, las necesidades eran otras. Desde hacía décadas, el tráfico se había convertido en un problema serio en muchas grandes ciudades y los coches diminutos podrían ser una solución.

Prueba del Smart EQ Fortwo 2020: predestinado a ser eléctrico

Encontramos algunos antecedentes en la historia de microcoches, como el famoso BMW Isetta en los años 50 y 60, aunque no tuvieron la continuidad que si gozó el Smart.

En 1995, Micro Compact Car Swatch Mercedes Art presentó el primer prototipo del Fortwo en el Salón Internacional de Frankfurt, un coche diminuto con una longitud de 2,5 metros y dos plazas, pensado para circular por las grandes ciudades europeas, donde existen problemas de aparcamiento y el ahorro de combustible es una cuestión importante.

Dos años después, en 1997, llegó el segundo prototipo, también en Frankfurt, y tuvo un éxito que lo condujo a producción. El 3 de octubre de 1998 inició la comercialización del Smart City Coupe.

Coincidiendo con la salida al mercado del modelo, el Grupo Daimler adquirió la Micro Compact Car Swatch Mercedes Art, pasando a llamarse Smart GmbH a partir de 2002.

La seguridad, un reto

La increíble historia del Smart Fortwo
Un marco rígido de acero sólido protege el habitáculo

Uno de los grandes retos que tuvieron que afrontar los ingenieros responsables del proyecto fue garantizar la seguridad adecuada a los pasajeros. A diferencia de otros coches convencionales, el Smart no tenía zonas de absorción de impactos.

En su lugar, el vehículo está construido con un marco rígido de acero sólido, llamado comercialmente ‘Tridion, perfectamente visible desde el exterior como elemento de diseño principal, que rodea y protege completamente el habitáculo y, además, define la forma del vehículo. El resto de la carrocería está compuesta por paneles intercambiables de plástico.

Otro problema derivado de su tamaño era la ubicación del motor. Para aprovechar al máximo la zona de contracción en el frontal, los ingenieros colocaron el motor en la parte posterior. En total, el coche pesaba 730 kg, uno de los más ligeros del mercado europeo. 

Mecánicas tricilíndricas

La increíble historia del Smart Fortwo
Tenía un motor de gasolina y otro turbodiésel

La gama de motores del Smart City Coupe estaba compuesta por motores de tres cilindros turboalimentados. El modelo original montaba un bloque de 599 centímetros cúbicos, pero luego aumentó hasta los 698 centímetros cúbicos con el primer lavado de cara.

La primera versión producía 50 CV de potencia. Con el aumento de la cilindrada, la potencia alcanzó los 61 CV. Luego apareció una versión turbodiésel de 799 centímetros cúbicos que producía 41 CV

Una de las peculiaridades del Smart era su cambio. Era manual, pero carecía de pedal de embrague, es decir, era lo que se conoce como un cambio robotizado que permitía seleccionar las marchas de forma secuencial. 

En cuanto a consumos, la versión de gasolina declaraba un consumo medio de 4,7 l/100 km, mientras que el diésel anunciaba solo 3,4 l/100 km

Nuevas versiones

La increíble historia del Smart Fortwo
Aparecieron versiones roadster y Brabus

Con el paso del tiempo, la compañía fue lanzando al mercado diferentes versiones, como una roadster que, mediante un panel del techo extraíble, introducida en el año 2000. 

Incluso hubo hueco para una variante deportiva con carrocería coupé y roadster, con el sello de Brabus, que llegaba hasta los 75 CV.

Era eléctrica

La increíble historia del Smart Fortwo
Actualmente, el fortwo solo está disponible con motor eléctrico

Actualmente, Smart es una marca sobradamente consolidada en el mercado, que no solo cuenta con el Fortwo, sino también con una variante de cuatro puertas, Forfour. Ha crecido en tamaño, hasta los 2,70 metros y solo está disponible con una mecánica puramente eléctrica: el Smart EQ Fortwo.

El Fortwo va ya por su tercera generación, aunque el modelo que se vende actualmente es un restyling del que salió en 2014. Con respecto al original de 1998, el coche ha cambiado mucho en aspecto y tecnología, pero conserva la esencia que llevó a Mercedes a producirlo: un citycar para descongestionar las ciudades y acabar con los problemas de aparcamiento.

Etiquetas:

Coches urbanos

Y además