Reportaje

¿Cómo preparar un coche para rally?

¿Cómo preparar un coche para rally?

Emilio Salmoral

07/07/2016 - 09:06

La preparación de un coche para rally es una de las grandes modificaciones que se le pueden realizar a un coche. Se trata de un trabajo muy importante que transformará tu coche por completo. Ya no habrá marcha atrás, tu automóvil acabará convertido en un coche de competición.

No te pierdas: ‘Preparar tu viaje en coche: antes de salir

¿Cómo preparar un coche para rally? Con este artículo pretendemos darle los consejos básicos para modificar tu automóvil y convertirlo en un auténtico coche de competición. Lo primero que debes es decidir es si realmente quieres un coche de carreras, cuando acabes la transformación ya no habrá marca atrás: tu coche acabará siendo un coche de rally no apto para la circulación diaria.

En este artículo te vamos a contar los conceptos básico para la preparación de un coche de carreras. No vamos a crear un carísimo WRC o uno de los ocho coches más espectaculares de Grupo B. Nuestra intención es diseñar un coche de competición económico que te permite participar en numerosos rallys por toda España.

Te recomiendo que antes de iniciar la preparación de tu coche para rally le eches un vistazo a la web de la Real Federación Española de Automovilismo. Allí podrás encontrar el reglamento técnico de los diferentes campeonatos y, sobre todo, las medidas de seguridad que tienes que llevar.

Carrocería y seguridad

Si tienes tiempo libre y un sitio donde trabajar, te recomiendo que empieces a desmontar el coche. Tienes que quitar los paragolpes, faros, cristales y vaciar todo el interior. El primer paso en la preparación de un coche de competición es reforzar la carrocería e instalar las barras de seguridad. Debes de dejar la carrocería al desnudo y llevársela a un especialista. Si le desmontas estos elementos tú mismo, te ahorrarás unos euros.

Es un coche de competición es fundamental tener una carrocería reforzada que incremente su rigidez torsional. Ten en cuenta que tiene que soportar una suspensión con un tarado mucho más duro que el que llevas para un uso diario.

Respecto a las barras de seguridad, importantísimo que este proceso lo realice un profesional. Estos elementos tienen que cumplir una serie de normas (FIA) y tener unas características para estar homologadas para la competición. No valen cuatro tubos mal soldados.

Por supuesto, en este apartado también te tocará instalar los bacquets o asientos de competición con sus arneses de seguridad. Estos elementos también tienen que estar homologados.

Mecánica

En el coche de rally que estamos creando el motor no tiene tanta importancia. Buscamos una mecánica fiable que no se rompa y esto no se lleva bien con los motores ultra modificados.

No obstante, sí puedes reprogramar la centralita, instalar un nuevo de sistema de admisión, montar unos pistones forjados, árboles de levas con mayor cruce, un sistema de refrigeración más potente o una admisión con mayor caudal.

Otro de los puntos de mecánica que tienes que cambiar es el sistema de escape. Te tocará instalar un tubo de escape de competición que evacúa los gases con mayor rapidez y, por supuesto, emite mucho más ruido que el de serie.

Suspensión

Acude a un taller especialista en suspensión de carreras. La amortiguación es una parte fundamental en un coche de carreras. Además, tienes que decidir si vas a usar tu coche de rally en asfalto o en tierra. Son dos configuraciones completamente diferentes.

¡Importantísimo! Los reglajes de la suspensión. Ten en cuenta que las caídas de las ruedas que recomienda el fabricante de serie ya no son válidas. Necesitas un taller experto que te indique las óptimas. Poco a poco, podrás ir modificándolas para poner a punto el coche.

Frenos

También debes de mejorar la potencia del equipo de frenos. Si estás preparando un Porsche, puedes aprovechar muchos elementos y, seguramente, con un buen líquido de frenos, latiguillos metálicos y pastillas de competición puede ser suficiente.

No obstante, si tu coche es un Volkswagen Golf Mk2, comprobarás que sus discos son pequeños para un uso intensivo en competición. Acude a grandes especialistas como Brembo o AP Racing para instalar un sistema de frenos de carreras. Casi con total probabilidad te tocarán cambiar las llantas: el conjunto pinza + disco no te van a entrar en la llanta de 14” del Golf.

Neumáticos

Hablando de llantas, los neumáticos son una parte fundamental en un coche de carreras. La mejor opción es que compres unos slicks de competición pero te adelanto que son caros y que te van a durar muy poco.

Si el reglamento del campeonato donde vas a correr lo permite, puedes instalarle unos neumáticos deportivos de calle del tipo semislicks. Son caros pero mucho menos que las ruedas de carreras.

Homologación

Toda la preparación no sirve de nada sino tienes homologado el coche para circular por el tráfico abierto. Tu coche acabará siendo catalogado como “coche de competición” y tendrá una serie de restricciones: solo lo puede conducir una persona que esté en posesión de la Licencia de Piloto.

homologacion coche carreras

Los únicos momentos en los que puedes usar el coche es cuando participes en una prueba deportiva. Es decir, ya no podrás usar tu coche para ir al trabajo o a la compra.

¿Cuánto cuesta preparar un coche de rally?

La preparación de un coche de rally puede ser muy costosa pero, una preparación sencilla y equilibrada que te permita disfrutar en numerosas pruebas viene a tener un precio de entre 9.000 a 12.000 euros.

Todo depende del nivel de la preparación y de la calidad de los elementos que instales. A este precio tendrás que añadir el equipamiento de seguridad del piloto: mono ignífugo, casco y hans.

Último punto: tendrás que buscarte un copiloto y…. ¡a correr!

Lecturas recomendadas

Buscador de coches