Skip to main content

Prueba

Prueba: Nissan Leaf 2019. Más equipamiento y alguna sorpresa...

Prueba del Nissan Leaf 2019
Nota

9

En 2019, Nissan añade equipamiento a su bes seller eléctrico, el Nissan Leaf. Pero la cosa no queda ahí. Los japoneses añadirán un modelo especial, el Leaf e+, con un motor más grande y una batería más potente. Deberá alcanzar una autonomía de 385 kilómetros. A Europa solo llegarán 5.000 unidades. Nosotros ya nos hemos puesto al volante de la versión normal, con el nuevo equipamiento. Prueba: Nissan Leaf 2019.

Para el plus de autonomía del e+ , instalan una batería más capaz de 62 kWh. Nissan anuncia una potencia de 110 Kw (217 CV) y 340 Nm de par. Frente a la versión de 40 kWh, los japoneses prometen un 40% más de autonomía.

El modelo básico con motor de 110 kW seguirá disponible, con una autonomía de 270 kilómetros según el ciclo WLTP. Además, el modelo de 2019 estrena un nuevo infotainment, con una pantalla más grande de ocho pulgadas. Ya pueden pedirse tanto la versión normal como el Zero e+, el primero por unos 37.000 euros y el segundo, en torno a los 47.000.

VÍDEO: Alucina con este Nissan Leaf de Nismo...

Semiautónomo

Las dos principales novedades del Nissan Leaf se llaman ProPilot y e-Pedal. Este último supone que pulsas un botón en la consola central, y te olvidas del pedal del freno. Tan pronto como levantas el pie del acelerador, es como si tirase del Nissan una mano invisible, hasta quedarse parado del todo. Ojo, porque con eso le objetivo principal no es ahorrar en frenos, sino mejorar la recuperación. La segunda gran novedad del Leaf es el ProPilot.

Prueba del Nissan Leaf 2019

Si lo activas por el botón azul del volante a partir de 30 km/h, navega de manera semiautónoma entre el tráfico. Mantiene el carril, frena y acelera por sí solo. El sistema está pensado fundamentalmente para tráfico urbano y para conductores de autovías. En nuestro test hemos tenido siempre un coche delante y otro detrás, que nuestro Leaf detectaba por medio de sensores. Y en curvas rápidas, el propio volante hace ademanes para ayudar al conductor.

Ágil y potente

Ya conocíamos este motor de 150 CV y 320 Nm de par, más potente que el de la primera generación, que tenía 109 CV. Las maniobras de adelantamiento en carreteras comarcales son coser y cantar, y lo cierto es que las reacciones del volante son bastante rápidas y precisas. Solo en las curvas rápidas y prolongadas, su tacto se vuelve algo difuso.

Y las frenadas, aunque pese algo más de tonelada y media, son realmente potentes y seguras. El punto negativo se lo lleva su visibilidad, porque aunque la postura al volante es elevada, también lo es el salpicadero.

Prueba del Nissan Leaf 2019

Por cierto: la función ProPilot también sirve para que el coche aparque de forma autónoma. Basta con quedarse junto al hueco elegido, apretar el botón de la consola central y elegir si el coche va a aparcar en batería o de lado. Luego mantienes el botón apretado, y el Leaf aparca por ti.

¿Cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Motor, recuperación, comportamiento, sistema autónomo, frenos.

Lo peor

El precio es algo elevado, y la autonomía de 270 km algo justa.

Lecturas recomendadas

Y además