Skip to main content

Prueba

Motor

Prueba Mercedes C 200 EQ BOOST: eternamente joven

Prueba Mercedes C 200 EQ BOOST
Nota

8

Ahora ECO.

El sistema 'mild hybrid' se trata de un recurso tecnológico que muchos fabricantes están adoptando para poder poner una etiqueta ECO en el parabrisas del modelo que lo lleve y así poder circular libremente por las grandes ciudades. Es totalmente legal y, además, añade varios beneficios al vehículo que lo lleva, aunque, desde luego, no al nivel ecológico de lo que un sistema híbrido o eléctrico como Dios manda pueden conseguir. Pero en la prueba de este Mercedes Clase C 200 EQ Boost he podido comprobar que se le puede sacar bastante partido. ¡Al lío!

Y... ¿cómo funciona esta variante? El motor de gasolina de cuatro cilindros y 1,5 litros es ayudado por un pequeño propulsor eléctrico de 48 voltios que sirve para arrancar el motor (no para mover el coche por sí solo), para recuperar energía y, gracias a sus 14 CV, para apoyar al de gasolina en algunos casos, como al circular a vela (sin carga) y para mantener la velocidad.

En marcha

Donde más se nota su intervención es al arrancar, ya que el Mercedes lo hace de forma más rápida y suave que cuando carecía de esta ayuda eléctrica. Además, este motor apoya al de gasolina hasta que el turbo funciona a pleno rendimiento, por lo que es a pocas revoluciones cuando puedes notar que se aminora el típico vacío previo a la entrada en acción del turbo y circula de una forma menos perezosa.

Las recuperaciones ofrecen unos datos que a la mayoría de conductores les servirán, pasando de 60 a 100 km/h en 4,8 segundos. Con un par motor total de 280 Nm, no es que su fuerza te deje pegado al asiento, pero resulta suficiente para una conducción tranquila, en la que parece muchas veces menos rápido de lo que en realidad es. Y es que, por ejemplo, acelera de 0 a 100 km/h en menos de ocho segundos, nada indigno para un coche de tonelada y media de peso y un pequeño motor de 1,5 litros de cilindrada.

¿Estás buscando coche nuevo? Aquí tienes la manera más sencilla de encontrarlo

Claro, que si llevas a bordo a toda la familia y su equipaje, te lo tendrás que tomar con algo de calma. Por cierto, el cambio automático 9G-Tronic y su rapidez de reacciones acompañan bien la agilidad y suavidad general, a la par que ayuda a reducir el consumo, sobre todo en carretera y a partir de la séptima velocidad. Su pequeña hibridación también colabora a conseguir consumos que andarán en torno a los 7,0 u 8,0 litros cada 100 km y se puede ir a los nueve o incluso a los dos dígitos si no estás pendiente y te gusta llevar un ritmo rápido.

Por otra parte, no es nada difícil aumentar el ritmo con este equilibrado Mercedes Clase C. Para empezar, cuenta con tres programas de conducción, que varían el mapa de inyección del motor, así como diferentes parámetros del chasis: Comfort, Eco (que posee funcionamiento a vela, desacoplando el motor de combustión de la transmisión cuando no tiene carga y resulta posible) y Sport, en el que verás cómo cambia su carácter y agiliza mucho su conducción. Incluso te sorprenderá su capacidad de aceleración al darle un buen pisotón, porque verás cómo este motor sube de vueltas de forma lineal e intachable, sin rechistar lo más mínimo.

 Su comportamiento es de lo mejor del coche y gran parte del secreto de su éxito. Resulta muy cómodo, con una suspensión construida por y para los pasajeros, pero es que además es ágil y estable. Su dirección es muy precisa y, a parte de un guiado excelente, te informa de lo que pasa bajo las ruedas con total fidelidad. Tampoco tendrás queja alguna de su equipo de frenos, que me ha dejado muy buenas sensaciones a mi... y al  equipo de medición gps, que mide el espacio en el que se detiene: en este caso, no ha superado los 38 metros, desde una velocidad de partida de 100 km/h.

Missing media item.

Sus reacciones, aunque es un coche de propulsión trasera, son nobles y avisa con antelación de que estás elevando mucho el ritmo. Porque, no nos engañemos, no es un vehículo para circular rápido. Aunque lo puedes hacer y sólo muy al límite encontrarás reacciones no buscadas, es en carretera a ritmo constante donde hallarás su quintaesencia.

Al volante, por su postura, es fácil sentirse cómodo. El interior da gusto y mantiene el mismo diseño y la misma calidad de sus elementos y los ajustes entre ellos. Bueno, es verdad que algunas piezas son muy plasticosas, impropias de esta marca premium, pero también lo es que no desmerecen en un conjunto muy armónico.

En términos espaciales, el habitáculo sigue siendo tan grande como el de otros rivales alemanes, aunque la plaza central trasera puede resultar incómoda, porque tiene menos espacio para las piernas y, por supuesto, si viajan tres adultos en los asientos traseros, más vale que les guste mucho la canción 'Bailar pegados' de Sergio Dalma. El maletero, con 455 litros, tiene buen espacio, pero, eso sí, está un poco por debajo de la media.

Prueba Mercedes C 200 EQ BOOST

Si observamos su conectividad, de serie, incluye el sistema multimedia Audio 20 GPS con pantalla táctil central de 7", navegador, Internet y función Mirror Link compatible con Apple CarPlay y Android Auto. Con el paquete Advantage, que cuesta 2.320 euros, incorpora la pantalla táctil de 10,25", que puedes ver en las fotos de esta unidad.

Y para terminar, debes tener en cuenta que a su buen precio de salida tendrás que sumar, como es habitual, por lo menos un 20% en extras, para completarlo al nivel que todo un Clase C semi-híbrido como éste se merece.

Mi opinión

El Clase C siempre ha sido una de las berlinas premium más demandadas por su buena gran calidad y fino rodar. Ahora, con esta pequeña electrificación, aumenta su versatilidad, gracias a la etiqueta 'Eco' en su parabrisas, que agradará mucho a los habituales de las ciudades.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Conclusión

Lo mejor

Con esta pequeña electrificación, aumenta su versatilidad.

Lo peor

La factura se incrementará bastante con las opciones.

Ver otros acabados de Mercedes Clase C
  • Precio

    44.500

  • Tipo de Motor

    Híbrido

  • Cilindrada

    1.497 cc

  • Par motor

    280 Nm /3.000 rpm

  • Potencia Conjunta

    184 cv /5.800 rpm

  • Cambio

    Automático

  • Tracción

    Trasera

  • Capacidad maletero

    455 L / 0 L

  • Aceleración 0-100

    7,7 s

  • Velocidad máxima

    239 km/h

  • Consumo oficial

    7,9/4,9/6,0 l/100km

  • Garantía

    2 Años

  • Tipo de combustible

    Gasolina

Etiquetas:

Berlinas

Y además