Prueba

BMW 318d y Lexus IS 200d: muy eficientes

David López

14/04/2011 - 10:26

Rápidos, cómodos, ecológicos y con la suficiente energía para hacer muchos kilómetros sin parar. Tanto el BMW 318d como el Lexus 200d son dos atletas con mecánicas diésel que se encuentran en plena forma. No solo los pequeños utilitarios gastan poco...

No son precisamente unos jovencitos, es más, los dos llevan unos cinco años en el mercado.  Porque llegaron en una época en que la palabra ‘ecología’ no estaba de moda y ahora se han convertido en auténticos maestros del ahorro. De hecho, Lexus acaba de estrenar este motor para el IS. No quiero empezar esta prueba sin aclararte algo: nunca verás por la calle un BMW 318d tan bonito como el que aparece en estas páginas. ¿El motivo?

Para la sesión fotográfica utilizamos un imponente 335d. Así que, olvídate de esas preciosas llantas de 18 pulgadas (que además son opcionales incluso para el Serie 3 diésel más potente y cuestan 1.409 euros) y da gracias que el dieciocho no lleve unos tristes tapacubos. Aclarado este detalle, con la sana intención de no recibir cientos de e-mails de quejas...

¡Empiezo a contarte! Como siempre, los bávaros han realizado un gran trabajo en la mecánica. Su motor de 2,0 litros y 143 CV mejora todos los datos del Lexus IS 200d, a pesar de que el modelo japonés recurre a un bloque con algo más de cilindrada. Sobre el papel parecería que el nipón se iba a imponer al alemán, pero al final las tornas han cambiado. El BMW acelera con más energía (se planta de 0 a 100 km/h medio segundo antes), lo destroza en las recuperaciones en sexta velocidad (unas líneas más abajo te explico con más detalle) y, encima, consume menos: 5,9 frente a 6,1 l/100 km.

El Lexus IS 200d tiene un buen motor, no vibra, es suave de funcionamiento y es más silencioso que el de su rival. Pero su pecado capital es su desastroso desarrollo en sexta velocidad (66,3 km/h a 1.000 rpm). Es decir, que a 120 km/h el motor gira a 1.809 rpm y a los 110 km/h actuales prácticamente se cala (1.659 rpm): el propulsor se queda sin fuerzas, sin aire, sin energía y te verás obligado a bajar una marcha. Un desarrollo tan largo solo tiene sentido si vives en Alemania y quieres viajar por la autobahn a 180 km/h gastando poco combustible (el motor se movería a 2.714 rpm y el del BMW superaría las 3.000). Otro punto negativo, le falta un dispositivo Start-Stop para reducir el consumo medio en ciudad. Por otro lado, tampoco me ha convencido demasiado su capacidad de frenado.

Sí, el chasis no está tan bien puesto a punto como el del BMW, no es tan dinámico... pero, ¿tanto valoras esto? Si tu respuesta es afirmativa, tu coche es el bávaro. Todo un maestro en hacer disfrutar a su conductor gracias a la sensación de precisión que desborda por sus cuatro costados. Pero esta deportividad también se paga, por ejemplo, con unos amortiguadores más enérgicos que se llevan peor con los asfaltos rizados. Además, este chico nacido en Múnich es más tacaño y te hará pagar 300 euros por el control de velocidad, otros 334 por la conexión USB, 145 más por el sensor de lluvia y luces automáticas... Así hasta que tu bolsillo diga basta y le tengas que decir al vendedor en el concesionario: “no siga sumando, déjelo. Me importa el dinamismo, pero me voy a quedar con el Lexus que, al final, me sale más rentable el IS 200d aunque no vaya tan bien como el BMW”.

FICHA TÉCNICA

BMW 318d 4L Turbo, del. long. • Cilindrada: 1.995 cc • Potencia: 143 CV a 4.000 rpm • Par motor: 300 Nm a 1.750 rpm • Tracción trasera • Cambio manual de seis relaciones • Neumáticos: 205/55 R16 H • La./an./al.: 4.520/1.817/1.421 mm • Maletero: 460 litros • Depósito del combustible: 61 litros • Aceleración 0 a 100 km/h: 9,2 seg. • Velocidad máx.: 210 km/h • Consumo medio: 5,9 l/100 km• Emisiones CO2: 156 g/km

Lexus IS 200d 4L Turbo, del. long. • Cilindrada: 2.231 cc • Potencia: 150 CV a 3.600 rpm • Par motor: 340 Nm a 2.000 rpm • Tracción trasera • Cambio manual de seis relaciones • Neumáticos: 225/45 R17 W • La./an./al.: 4.575/1.800/1.427 mm • Maletero: 398 litros • Depósito del combustible: 65 litros • Aceleración 0 a 100 km/h: 9,7 seg. • Velocidad máx.: 205 km/h • Consumo medio: 6,1 l/100 km• Emisiones CO2: 160 g/km

CONCLUSIÓN Coche para usar a diario, ir al trabajo, llevar a los ‘peques’ al colegio y que los fines de semana te sirva para viajar con toda la familia a cuestas. Esto lo hace a la perfección cualquiera de estos protagonistas. ¿Con cuál me quedo? Pues no lo tengo claro. Vamos, si soy práctico: los dos son buenos coches y lo mejor es que te quedes con el que te dejen más barato.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de David López

David López

Director Online

Coches grandes, pequeños, urbanos, deportivos... todos son interesantes y tienen mucho que probar y contar

Todo sobre Lexus

Lexus

Buscador de coches