Prueba

Prueba del BMW 116d EfficientDynamics Edition, de primera

Redacción Auto Bild

25/05/2015 - 13:25

Durante esta prueba del BMW 116d EfficientDynamics Edition, la marca alemana me ha hecho cambiar de opinión respecto de los motores de tres cilindros, no hay otro compacto con un tricilíndrico diésel que ofrezca prestaciones similares con un consumo tan contenido y, encima, funciona sin que te enteres.

BMW anunció la renovación del Serie 1 al comienzo de año y lo mostró en el Salón de Ginebra. Hace unas semanas pude asistir a la presentación internacional, pero allí no había disponible ninguna unidad del Serie 1 116d fficientDynamics Edition, por suerte, hace unos días que la marca solventó el asunto y prestó a AUTOBILD.ES la primera unidad disponible, así que al final de este contenido puedes leer la primera prueba de este compacto premium con motor diésel de tres cilindros.

¿Te gusta conducir?  Estás de enhorabuena, rellena el siguiente formulario con tus datos de contacto y se uno de los privilegiados que conduzcan en nuevo BMW Serie 1 2015. La promoción es válida en toda España. ¡No dejes pasar esta oportunidad! 

Los cambios en el exterior del BMW Serie 1 2015 se centran especialmente en la parte frontal y la zaga. En la parte delantera, el nuevo modelo se distingue del antiguo por unas ópticas más finas y con luces diurnas y de carretera LED de serie en lugar de xenón, los aros son una nuea interpretación de las tradicionales ópticas de BMW. Además, la marca alemana ha introducido su nueva parrilla, que tiene un aspecto más tridimensional que la anterior. En la zaga, lo más novedoso son también las luces de posición basadas en diodos luminosos y de forma ondulada.

La mayoría de las incorporaciones están en el interior del nuevo BMW Serie 1, que puedes ver en la galería que justo debajo de este párrafo y que ahora lleva de serie a toda la gama el mando iDrive y en el sistema Connected Drive, un paquete de música de serie que da acceso a más de dos millones de canciones sin necesidad de conectar el teléfono móvil. Además, este sistema de infoentretenimiento dispone ahora de una tarjeta SIM de serie, que da acceso a un paquete básico de servicios como la llamada de emergencia.

El Serie 1 2015 viene de con la habitual caja manual de seis relaciones, pero si se opta por el cambio Steptronic de ocho marchas, ahora, este incorpora el sistema previsor de cambios de marchas. Si el coche está equipado con un navegador, esta función consigue que el momento del cambio de marchas se adapte a la situación de conducción y la orografía del terreno, pero incluso sin GPS BMW asegura que mejora la experiencia de conducción y los consumos.

Prueba del BMW M135i

Pequeño chasco de la presentación del BMW Serie 1 2015: no va a estar disponible para probar el nuevo 116d Efficient Dynamics Edition, que no solo homologa un consumo de apenas 3,4 l/100 km, además estrena un nuevo motor tricilíndrico de 119 CV y 1,5 litros que BMW seguro que va a emplear en más modelos. Eso sí, tengo a mi mano probar el BMW M135i 2015 con cambio automático y me llevo una alegría al ver que el recorrido de la ruta de pruebas está lleno de curvas, más de 100 km para compartir este deportivo de bolsillo con mi compañero de coche.

Además de por su color naranja Valencia, este del nuevo BMW M135i se distingue del anterior por unas toma de ventilación de mayor tamaño en el frontal, así como un nuevo kit aerodinámico. En la zaga, hay unos nuevos rebajes para los tubos de escape. En el interior, el climatizador bizona y un apoyabrazos central regulable no me llaman la atención después de ver el nuevo volante de M Sport y la preciosa tapicería con remates y motivos azul oscuro. Este modelo equipa de serie llantas de 18 pulgadas y neumáticos 225/40 R18 adelante y 245/35 R18 atrás.


BMW ha elevado la potencia del motor del nuevo M135i a 326 CV y lo ha homologado con un consumo combinado de 8 l/100 km. El reparto de pesos es perfecto, 50/50, y además la dirección ha sido mejorada para variar su comportamiento según las características de la marcha y del terreno. El seis cilindros en línea ofrece una potencia sobresaliente en cualquier régimen de vueltas gracias al Turbo Twin-Scroll y a la regulación variable de las válvulas. Tengo los 450 Nm que llegan desde esta obra de ingeniería que me recuerda un poco al cinco cilindros en línea de Audi, aunque este es más agresivo y directo, disponible entre las 1.300 y las 4.500 rpm.

Así, en ocasiones parece dar igual si conduces el BMW Serie 1 M135i en tercera o cuarta marcha, la quinta sirve igualmente para adelantar en cualquier condición y la sexta no está aquí para ahorrar, sino seguramente para lograr unos cuantos kilómetros más de velocidad punta, si este coche no estuviera limitado a 250 km/h. En las carreteras reviradas, este M con tracción trasera ofrece una entrega de fuerza brutal, pero lo suficientemente progresiva como para no jugarte malas pasadas, salvo que te encuentres con una zona de menor adherencia. El ronroneo que procede del motor está presente en todo momento, es más agudo que un V8 y a veces se nota excesivamente en la nuca, pero me encanta, sobre todo desde fuera del coche.

Lo que más me ha gustado de esta prueba del nuevo BMW Serie 1 M135i es su dirección, da igual en qué programa conduzcas, rara es la vez que tienes que deslizar las manos sobre el volante porque es tan progresiva que se vuelve mucho más directa cuando vas rápido. Por supuesto, en los modos Sport y Sport+ esta característica resulta todavía mucho más palpable. No te voy a decir qué consumo me hizo, porque carece de importancia (tiene homologados 8 l/100 km en ciclo mixto), sobre todo cuando aún cierro los ojos y me sonrío pensando en lo bien que me lo he pasado durante la prueba del nuevo Serie 1 M.


Prueba del BMW 120d xDrive

BMW ha introducido una serie de mejoras en las cinco mecánicas disponibles en la gama principal del Serie 1 2015. En concreto, el 120d xDrive, que equipa un motor diésel de cuatro cilindros en línea y 1.995 cc, con tecnología BMW TwinPower Turbo (unidad turbo de geometría variable de admisión, inyección directa por conducto común con inyectores de válvulas electromagnéticas), que ahora entrega 190 CV a 4.000 rpm. En la prueba del BMW 120d xDrive 2015 tengo como 80 kilómetros de curvas, así que voy a pasar de los millones de canciones que me ofrece el sistema Connected Drive y me voy a centrar en la carretera porque el chorro de potencia progresiva que llega del motor cada vez me resulta más agradable y el sonido también hace olvidar cualquier reminiscencia de los diésel antiguos.

Acabo de bajarme del M135i, así al principio el chasis y la respuesta del motor de su hermano diésel no me parecen gran cosa, pero no tardo en empezar a apreciar sus virtudes. La suspensión mejorada de este modelo filtra bastante bien cualquier resalto o irregularidad del terreno y, además, a través del botón situado a la derecha del mando iDrive que lleva el nuevo BMW 120 xDrive, y es de serie en toda la gama, ahora se puede optar entre los reglajes Confort, Sport, Sport+ y EcoPro. Las diferencias que noto en el coche en cuanto cambio este ajuste son más que ostensibles y van mucho más allá de la respuesta del acelerador.


En Confort, el nuevo 120d xDrive no es que se balancee en las curvas, pero sí se nota mucho más blando. En Sport, la respuesta de la dirección es mucho más precisa y la suspensión, más dura. En Sport+ estos ajustes son todavía más fáciles de percibir y, además, se desconecta el ESP, aunque el coche es perfectamente gobernable. Los asientos son algo estrechos en la parte lumbar, pero es algo que a mí, que mido 1,69 m, no me resulta molesto para nada, más bien al contrario. Al llevar la tracción total de BMW, es coche toma las curvas con una precisión envidiable e, incluso si das gas un poco antes de tiempo en una zona en la que un coche de tracción trasera podría irse unos milímetros en el eje posterior, este ni se mueve.

El 120d xDrive 2015 está equipado de serie, al igual que el resto de la gama de modelos xDrive de la Serie 1, con el cambio Steptronic de ocho relaciones, aunque no tengo muy claro que en el trayecto de ruta haya usado el cambio predictivo porque el navegador se ha hecho un lío varias veces en la intrincada red de carreteras comarcales de Portugal, en todo momento era capaz de subir o bajar de marcha mucho más rápidamente de lo que yo lo habría hecho. Además, como el par máximo de 400 Nm está disponible entre 1.750 y 2.500 rpm, si conduces deportivamente, el salto de marcha tenderá a mantenerte siempre en ese margen. Terminando la ruta, en el modo de conducción EcoPro, compruebo lo que me ha asegurado BMW, con esta caja, entre 50 y 160 km/h, el motor se desacopla en cuanto levantas el pie del gas. Aún así, este coche que homologa un consumo de 4,7 l/100 km me ha hecho más bien cerca del doble. Por esta vez no se lo voy a tener en cuenta.

Prueba del BMW 116d EfficientDynamics Edition

Una de las grandes incorporaciones a la gama del nuevo BMW Serie 1, justo por encima del 116d aunque por ahora se ofrece sin sobrecoste alguno respecto al otro acabado, es el BMW Serie 1 116d EfficientDynamics Edition. BMW ha el nuevo motor tricilíndrico diésel que estrenó en el nuevo Mini y que es fruto de su estrategia de fabricación modular de motores a partir de un cilindro de 500 cc. Sea como fuere, es sin duda el mejor motor de tres cilindros que he probado, aunque tiene sus particularidades.

Tras probar el BMW 116d EfficientDynamics Edition tengo que decir que la más llamativa de sus peculiaridades es el acople entre su cambio manual de seis relaciones –este modelo no está disponible en automático-, es el típico de cualquier motor de tres cilindros, con unos desarrollos algo largos sobre todo en las primeras marchas. Esto hace que el Serie 1 EfficientDynamics Edition deba conducirse principalmente en primera y segunda durante el típico atasco camino al trabajo. De hecho, si no apuras bien la primera velocidad, puede tender a calarse.

De hecho, de alguna manera el coche es consciente de ello y el propio asistente que indica qué marcha es la óptima a menudo te muestra la primera incluso cuando el motor del 116d EfficientDynamics Edition ya está girando casi a 2.000 rpm por una suave pendiente hacia arriba. En todo caso, esta es una particularidad a la que, una vez que te acostumbras, no prestas mayor atención. Es más, te permite apurar bastante bien en las salidas de los semáforos y en las incorporaciones los 270 Nm de par de que dispone este coche de 116 CV, que gracias a esta solución adoptada por BMW muestra un carácter de deportivo que le llega, ya en cuarta o quinta si lo prefieres, hasta los 100 km/h más o menos.

No es que después el rendimiento del motor caiga en picado, porque con el BMW Serie 1 EfficientDynamics Edition diésel puedes hacer viajes por autopista con la mayor comodidad, y es que su motor de tres cilindros apenas se percibe en el habitáculo y la suspensión ofrece un rendimiento óptimo tanto en carretera, como en ciudad zampándose badenes y filtrando baches casi sin que te des cuenta. Respecto a la proclamada frugalidad de este modelo que homologa un consumo interurbano de 3,4 l/100 km, tengo que decir que sí, resulta bastante más ahorrador que sus hermanos de gama.

He estado cinco días al volante del BMW 116d EfficientDynamics, casi siempre en modo Sport, aunque arranca por defecto en Confort y también dispone de un Eco Pro. El consumo real que me ofreció tras 401 km ha sido de 5,2 l/100 km y es que tengo que decir que este será un compacto ahorrador, pero el hecho de que disponga del modo deportivo y su comportamiento no invitan a que lleves lo de la eficiencia a raja tabla. Por si acaso me había pasado con el acelerador este fin de semana, hoy hice en Eco Pro los 40 tediosos kilómetros de retenciones que me separan de la oficina, el resultado que ofrecía el ordenador al llegar era de 4,4 l/100 km.

Por lo demás, la unidad probada era el BMW 116d EfficientDynamics Edition Advantage. Con algunos extras como unas de las llantas opcionales de 17 pulgadas, la sensación al volante de este Serie 1 es completamente de coche Premium aunque haya más cosas en la lista del le falta que en la del lleva, algo típico de BMW, una marca en la que casi todo es de pago. Por no abundar demasiado en el asunto, diré solo dos cosas que de verdad se echan en falta a estas alturas: luces automáticas y climatizador. Por suerte, el tacto duro del embrague de BMW siempre me ha gustado, el volante de serie en la gama –aunque no es el de M Sport- ya me parece bastante bueno, y la agradable precisión de la dirección y los cortos recorridos del cambio manual sí son de serie en todos los coches de la marca.

En nuestro comparador de seguros hemos calculado lo que costaría asegurar un BMW 118d M Sport Edition. Para calcular el precio, tomamos como referencia un hombre de 40 años, con 10 de antigüedad de carné y sin siniestros, que vive en Madrid, utiliza el coche a diario, aparca en un garaje colectivo y recorre hasta 20 000 kilómetros al año. Con estos datos, el seguro a todo riesgo más asequible lo ofrece Génesis, por 604 euros.
Este coste podría ser menor si optas  por una póliza a todo riesgo con franquicia. En este caso, la más barata sería también la de Génesis. Cuesta 272 euros con franquicia de 300 euros.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Redacción

Redacción Auto Bild

Redacción Auto Bild

-

Todo sobre BMW

BMW

BMW

BMW

Modelos de BMW más populares

Ver todos los modelos

Buscador de coches