Skip to main content

Práctico

Motor

Cómo cambiar la batería del coche en 7 pasos

Cómo cambiar la batería del coche en 7 pasos

No importa la estación del año en la que estemos, pero hay épocas en las que interesa más arremangarse y darle 'caña' tu mismo al mantenimiento de tu vehículo, sea de la marca que sea. Primero, por ahorrarte unos cuantos euros. Y segundo, para asegurarte de que todo está correctamente, según las especificaciones. Por ejemplo, hoy te contamos cómo cambiar la batería del coche en 7 pasos

No es difícil, sólo que hay que tomar una serie de precauciones para que la operación sea un éxito el resultado, lejos de cumplir tu objetivo, no te desconfigure encima algunos parámetros, otros elementos de la mecánica no se dañen y, sobre todo, no haya riesgo tampoco para tu integridad física, pues no olvidemos de que la batería del coche es un componente delicado. 

Pero lo que no hay que tener es miedo, ya que algunos abusan de la ignorancia de aquellos conductores -en esta vida no se puede saber de todo, es cierto- en mecánica y de la confianza que estos depositan en los supuestos profesionales. En cualquier caso, sepas mucho del mantenimiento de tu automóvil o no, el saber no ocupa lugar... y puede ahorrarte dinero y disgustos. 

Así que una vez que hayas verificado que es la batería la que está descargada y es la causante de tus males, no baste ponerle las cables con un donante, como en el vídeo que aparece aquí sobre estas líneas (sobre cómo arrancar un coche con pinzas) y haya que poner una nueva, sigue los siguientes consejos de forma ordenada. 

1 Antes de empezar, asegúrate del modelo que necesita realmente tu vehículo en función de lo recomendado por el fabricante. Esto no sólo afecta a los valores que aparecen en la parte superior, sino  a la disposición de los polos. Parece una tontería sin importancia, pero si compras una batería nueva con el positivo y el negativo en lados diferentes a la que tenías montada, por ejemplo, probablemente no puedas encajarla, porque los cables de los bornes no lleguen. ¡Y jamás los inviertas! 

Cambiar la batería del coche: cómo saber que ha llegado el momento

Por cierto: las baterías nuevas tienen garantía (de uno, dos o tres años, por ejemplo), así que este es el momento de comprobar si la tuya aún está en vigor. Ya sabemos que será difícil que pasado el tiempo  conserves ese documento y el recibo de compra para hacer un último intento, pero si eres una persona ordenada que guardas todo en la guantera o en casa, no pierdes nada por intentarlo. 

2 Elige las herramientas adecuadas: tanto si tienes que llevar la vieja y reclamar lo mencionado en el punto anterior, la extracción será de lo primero que tengas que hacer en este post acerca de cómo cambiar la batería de un coche paso a paso. Y para ello, merece la pena que emplees las llaves adecuadas, para que todo esto se lleve acabo de una forma eficaz, rápida y segura. 

Cómo cambiar la batería de tu coche en 7 pasos

Hay quien usa guantes de plástico o látex, aunque no suele ser necesario ni es habitual que las herramientas estén recubiertas en el mango por estos u otros materiales aislantes. Así que, como medida de precaución extra, no sobra dar unos golpecitos antes para asegurarse de que no salen chispas ni hay alguna peligrosa derivación eléctrica. Y por supuesto, nunca toques los dos polos de la batería a la vez. 

3 Con todo listo, buena iluminación para evitar errores y con la máxima atención (no sobra hacer una foto por si luego falla la memoria y dudas sobre la posición original de algo), quita la tapa que cubre el conjunto y los protectores de plástico de los bornes (si los hubiere) y afloja las tuercas para liberar la batería. Cuidado con los cables, que a veces tienden a volver a su posición original y pueden tocar accidentalmente alguno de los bornes de los que ya deberían estar alejados. 

Cómo cambiar la batería de tu coche en 7 pasos

4 Habiendo reducido al máximo ya el riesgo de que recibas tensión, suelta la sujeción que suele haber en la base de la batería y que la asegura al soporte. Esto suele hacerse aflojando/quitando una o dos tuercas e inclinando un poco la propia batería para que deje de estar 'mordida' por la pieza que la agarra e impide que se mueva de su sitio cuando el coche está circulando.

5 Levanta la batería con cuidado de no lesionarte. Ten en cuenta que este es el movimiento que requiere más esfuerzo por tu parte al ser totalmente perpendicular y desde una posición en el vano motor que nunca es la más ergonómica posible. Así que busca y despliega las asas para facilitar esto que suelen tener estos elementos, flexiona las rodillas un poco y ¡arriba!

Cómo cambiar la batería de tu coche en 7 pasos

Además, de la posición, no hay que olvidar que la batería pesa lo suyo; así que si puedes pedir ayuda a alguien para desplazarla, mejor que mejor. Otra cosa importante: aunque esté descargada, no bajes la guardia ni la deposites, aunque sea 'sólo un momento' sobre una superficie irregular, caliente, mojada ni en la que haya peligro de cualquier tipo para ti mismo o para terceros. 

6 Toma la nueva y quítale los precintos. Flexionando las rodillas y preferiblemente con ayuda de otra persona, álzala y deposítala en el soporte (te aconsejo que antes lo adecentes un poco si ves que acumula suciedad, óxido...). Invierte todo lo descrito anteriormente en el paso 3 para 'pillar' otra vez la nueva 'pila' con la inclinación necesaria y fijarla con la pieza específica y las tuercas. 

Cómo cambiar la batería de tu coche en 7 pasos

 7 Conecta otra vez los bornes en su lugar correspondiente después de comprobar que cada uno está a su lado (perdona que insistamos, pero si lo haces mal, podrías estropear el motor de arranque, el alternador y toda la instalación eléctrica); aprieta las tuercas (justo al contrario de los que hiciste en el paso número 4), coloca las tapas de protección y arranca

Eso sí: antes de hacer esto, suele ser recomendable lijar un poquito las terminaciones de los cables si tuvieran óxido así como untar los polos de la batería (como siempre, sin tocarlos a la vez y con el máximo cuidado para no sufrir descargas) con una grasa protectora específica destinada a prevenir la humedad, la corrosión y cualquier otro elemento que provoque malas conexiones en el futuro.

Por último, ten en cuenta también que  en el mundo actual hay tanta electrónica que no es raro que, tras cambiar la batería de tu coche, haya que añadir un paso más: la reprogramación de algún elemento como la centralita, la radio...  Por ello, antes de lanzarte al bricolaje mecánico, no está de más que consultes al fabricante. ¡Ah, y no olvides depositar la batería vieja en un punto limpio

Y además