Skip to main content

Práctico

Motor

AdBlue: cómo comprarlo y almacenarlo en casa

nuevo-sistema-diesel_tapon-adblue
Fabricante
-

SANDIA

Lo llamaban el líquido mágico porque bajaba consumos y emisiones en los coches de moda, los que equipaban mecánicas diésel. Sin embargo, esta mecánica tan denostada sigue estando en uso y para algunos conductores es la más rentable incluso hoy. Pero si hablamos del AdBlue, ¿sabes cómo comprarlo? ¿Y almacenarlo en casa?

Es más,  ¿qué hay que tener en cuenta? ¿Merece la pena? ¿Caduca? Si tienes un diésel, este práctico te puede interesar y mucho, porque una cosa es ser previsor y otra usar productos pasados de fecha que puedan estropear tu vehículo en vez de cuidarlo como se merece. Y más, tratándose de un producto que en ciertos foros de Internet está adquiriendo mala fama en modelos concretos

Como ya sabrás, el AdBlue es un producto con el que trabajan los motores diésel de última generación para mejorar su eficiencia. El usuario, en teoría, sólo debe ocuparse de mantener el depósito específico en el nivel adecuado (la boca de llenado está físicamente junto al tapón del combustible) y rellenar el producto en cuanto se lo indique el propio vehículo en el display correspondiente. 

Aunque parece que hay margen de sobra, los fabricantes recomiendan no apurar el kilometraje con el AdBlue bajo, por lo que parece que una opción sensata sería no arriesgarse y contar con tus propias reservas. Sin embargo, hay que pensar que como todo aditivo que se precie, este también tiene una vida útil y no se puede adquirir ni almacenar a la ligera, sin tener en cuenta algunos factores. 

A la hora de adquirir una garrafa, no es difícil hacerlo en estaciones de servicio, o comprar el AdBlue por Internet, pero hay que tener en cuenta que debe ser auténtico, homologado según la normativa vigente (capítulo 3 de la norma ISO 22241) y debidamente precintado. Y confiar en que haya sido almacenado correctamente. 

Además, también hay que asegurarse de que no haya perdido sus propiedades, para no tener sorpresas mecánicas ni medioambientales, porque el Adblue caduca. Y una vez en casa, almacenarlo, por tanto, en un lugar entre -11º y 25ºC (también aquí hay margen, como ves), en el que, eso sí, no le dé directamente la luz solar, para que no se deteriore de forma precoz. 

AdBlue

No obstante, ¿cuándo caduca? Se tiende a recomendar que no lo uses más allá de los 18 meses (hay marcas que garantizan su calidad hasta 24 meses, por ejemplo), en el caso incluso de que esté precintado ni tampoco lo emplees una vez abierto cuando hayan transcurrido seis meses o más, sino que te deshagas de él en un punto limpio. 

Es por ello que hoy día, en el tema del AdBlue, más que comprarlo en garrafas y almacenarlo en casa, parece que lo más práctico es tener controladas las gasolineras donde se puede repostar en el momento (hay apps que ofrecen información actualizada de donde se encuentran) y así asegurarse de que el producto que repostes sea fresco y esté en las mejores condiciones posibles para tu motor.  

Y además