10 cabrios para todos los bolsillos... para disfrutar del otoño

Cinco elementos de tu coche que debes revisar en otoño

12/01/2017 - 13:53

En otoño llueve, hace más frío y hay menos luz. Esto no debería ser preocupante siempre y cuando tengas tu coche preparado para la estación.

En otoño llueve, hace más frío y hay menos luz. Esto no debería ser preocupante siempre y cuando tengas tu coche preparado para la estación.

Otoño es una de las estaciones más complicadas en lo que a conducción se refiere. Los días son más cortos (lo que reduce considerablemente la luz), la caída de las hojas y la lluvia convierten la calzada en terreno resbaladizo y, por si todo esto fuera poco, la bajada de las temperaturas puede dar algún que otro susto en las primeras horas del día y las últimas de la noche.

Como conductor, debes adecuar tus hábitos al volante, pero también revisar que ningún elemento mecánico o de seguridad pueda fallar en el momento más inoportuno.

La pregunta es: ¿está tu coche preparado para el otoño?

Vamos a repasar cinco elementos que debes cuidar en otoño. Si necesitas cambiar algo, puedes encontrar sustituto en eBay Motor.

1. Luces

Tanto en otoño como en invierno las horas de luz se reducen considerablemente. La DGT aconseja llevar encendidas las luces a cualquier hora del día para garantizar que otros conductores se percaten de nuestra posición. Pero esto solo será posible tras comprobar que todo funciona bien en los grupos ópticos delanteros y traseros, así como en las luces de estacionamiento, las de marcha atrás, las de freno y los intermitentes. No te olvides de los antiniebla (si tu coche los tiene).

2. Neumáticos

Nunca debes circular con unos neumáticos con banda de rodadura inferior a 1,6 mm: esto cobra máxima importancia cuando llueve. Si las gomas de tu coche no tienen un dibujo lo suficientemente profundo no podrán eliminar suficiente agua y aumentará el riesgo de aquaplaning, al mismo tiempo que aumenta la distancia necesaria para frenar y se eleva el riesgo de pérdida de adherencia.

3. Limpiaparabrisas

En otoño, con las lluvias, es importante que las escobillas de los limpiaparabrisas estén en perfecto estado pues solo así podrán cumplir correctamente su misión y evitar que el agua impida la visibilidad en los desplazamientos. Visualmente, debes comprobar que la goma no está cuarteada y que barren correctamente la luneta. Se sabe si están bien cuando no dejan rastros de suciedad y no suenan más de lo normal.

Mira también la cantidad de líquido limpiaparabrisas y rellénalo si es necesario.

4. Batería

Lo recomendable es cambiar la batería del coche cada cinco años. Entre tanto, debes hacer una revisión visual de los bornes (comprueba que no estén sucios u oxidados) y, al menos síntoma de fatiga, poner una nueva.

5. Líquido anticongelante

En otoño las temperaturas no bajan tanto como en invierno, pero eso no quiere decir que debas olvidar el líquido anticongelante. Es el encargado de mantener el motor a una temperatura constante (entre los 90 y los 92 grados centígrados) para un funcionamiento correcto. Comprueba la cantidad de anticongelante que lleva el motor y rellénalo tantas veces lo consideres necesario.