Skip to main content

Noticia

Las ventajas de comprar un Mercedes Clase B de segunda mano

Merceds-Benz nueva Clase B salón de Frankfurt 2011 lateral
Lo hay para todos los gustos... y bolsillos.

Comprar un Mercedes Clase B de segunda mano puede convertirse en lo mejor que puedes hacer si no quieres gastar mucho dinero en un monovolumen con una imagen de marca premium. Al fin y al cabo, en el aire siempre existe la pregunta de '¿mejor un coche premium de segunda mano o uno generalista nuevo?'. Pero este Mercedes no deja lugar a dudas: es un muy buen coche incluso comparado con algunos de los actuales. Así que. ¿por qué comprar un Mercedes Clase B de segunda mano? Pues por estas razones:

Precio

No nos engañemos: el precio es el principal factor de compra a la hora de decidirte tanto por un Mercedes Clase B usado, como por cualquier otro coche que no sea nuevo. En este caso, hablamos de que las primeras unidades del monovolumen alemán rondan los 3.000 o 4.000 euros. Claro que tienen kilómetros a sus espaldas, ¿qué te esperabas? Pero a cambio son coches que gastan muy poco y tienen motores fiables. Si quieres irte ya a la generación que acaba de dejar de venderse será necesario que aumentes tu presupuesto en varios miles de euros, pero en ningún caso hasta los casi 35.000 euros que cuesta el nuevo.

Imagen

El tiempo pasa para todos, personas y coches. Hasta ahí estamos de acuerdo. Sin embargo, el ansia de los fabricantes en sacar a la venta modelos cuyo cambio generacional sea cada vez más imperceptibles para mantener su imagen de marca beneficia a los compradores de coches usados. Esto hace que un Mercedes Clase B de segunda mano no se vea tan antiguo como pudieses pensar de un coche que tiene entre 10 y 15 años de antigüedad, si hablamos de su primera generación. Si es el anterior al actual, a mucha gente le costaría distinguirlos.

Gama mecánica

Sin ni siquiera irnos a las versiones más especiales, en el mercado de coches usados puedes elegir un Mercedes Clase B de segunda mano que se adapte a tus necesidades en cuanto a mecánica. Para que veas: por menos de 5.000 euros ya puedes encontrar multitud de unidades con dos motorizaciones diésel, el 180 CDI de 109 CV y el 200 CDI de 140 CV. ¿Lo prefieres de gasolina y algo más potente? No hay problema: también lo hay en su versión 200 Turbo con casi 200 CV. Aunque si no te hace falta tanto también puedes optar por el B 150, aunque solo cuenta con 95 CV de potencia. Tú decides.

Más maletero que el nuevo

Merceds-Benz nueva Clase B salón de Frankfurt 2011 frontal
Merceds-Benz nueva Clase B salón de Frankfurt 2011 frontal

A pesar de que sea un modelo con algunos años a sus espaldas, el maletero del Mercedes Clase B está muy bien. Tan bien que, aunque te suene a broma, cuenta con más espacio de carga que el nuevo modelo. La primera generación podía albergar 458 litros detrás, por los al menos 488 litros del último Clase B antes del nuevo. Y es que la última versión del monovolumen de Stuttgart tiene una capacidad de entre 445 y 455 litros, que no está nada mal. Pero la de sus predecesores estaba mucho mejor.

¿Eléctrico? Pues sí

El tema de la movilidad eléctrica está 'on fire'. Ahora hay cada vez más modelos, pero uno de los primeros que llegó fue el Mercedes Clase B eléctrico. Pasó de puntillas por el mercado, tanto que incluso la nueva generación no lo incluye en su gama. Pero es posible que a ti te encaje a la perfección si lo que quieres es moverte por la ciudad con tus hijos, sin contaminar, con un gasto ridículo y prácticamente el mismo espacio que en un monovolumen con motor de combustión. Piénsalo.

Y además