Noticia

¿De qué pueden acusar a Esperanza Aguirre?

¿De qué pueden acusar a Esperanza Aguirre?

Noelia López

05/04/2014 - 09:39

¿No te has preguntado qué consecuencias tendrá el lío que ha montado Esperanza Aguirre? Para empezar, tendrá que pagar una multa de 100 euros por estacionar en el carril bus, pero, además, puede enfrentarse a una falta o delito por desobediencia a la autoridad e, incluso, a una acusación de tráfico de influencias.

Esperanza Aguirre estacionó en el carril bus. Según ella, solo se detuvo un minuto para sacar dinero en el cajero, pero desde el momento en que se apeó del coche, lo que la expresidenta de la Comunidad de Madrid denomina 'parada', se convierte en estacionamiento. 

Esta es la primera aclaración que Mario Arnaldo, presidente de Automovilistas Europeos Asociados (AEA), hizo ayer al programa Las Mañanas de Cuatro. Como explicaba Arnaldo, en realidad, para el caso de Aguirre, lo mismo da que hiciera una parada o un estacionamiento, pues en el carril bus ambas cosas están prohibidas por el Reglamento General de Circulación y sancionadas con una multa de 100 euros.

Mientras los agentes de movilidad le tomaban los datos y procedían a notificarle su sanción, Aguirre decidió que llevaba demasiado tiempo esperando e, impaciente, arrancó el coche y se marchó. Al ponerse en marcha, arrolló la moto de uno de los agentes de movilidad quien, según la versión del representante del colectivo, Jesús Méndez, ha presentado parte de lesiones.

Para Mario Arnaldo, la supuesta fuga que Esperanza Aguirre niega podría ser tipificada como infracción administrativa grave (esto es, 200 euros de multa y pérdida de cuatro puntos). Pero también podría llegar a la vía penal, en cuyo caso el juez tendría que decidir si se trata de una falta (entre 20 y 2.400 euros de sanción) o un delito por desobediencia (le podrían pedir hasta cuatro años de prisión).

Determinar si ha habido fuga o no, será en opinión del juez Marcelino Sexmero lo que permitirá dejar la desobediencia de Aguirre en falta o la convertirá en delito. "Si solo se fue sin el consentimiento de los agentes es una falta, si hubo fuga, es decir, si le fueron dando el alto por el camino, nos encontramos ante un delito", detalló en Las Mañanas de Cuatro.

Pero el magistrado va más allá y asegura que si es cierto que, cuando los agentes de movilidad llegaron a casa de la expresidenta acompañados de la Policía Municipal, esta les sugirió solucionarlo todo con un parte amistoso, podría ser acusada de tráfico de influencias.

Queda ahora por ver de cuáles de estos cargos será finalmente acusada. Mientras tanto, seguro que la Red nos deleita con más fotomontajes de la fuga de Esperanza Aguirre.

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches