Skip to main content

Noticia

Gadgets

Este parasol desplegable va a ser la novedad del verano, y lo puedes comprar ya por solo 7 euros

Parasol Desplegable para coche

Si hay algo que caracterice a un verano español, sin duda son las horas de sol. Mientras que en otros países europeos a eso de las 20:00 ya han iniciado el fin del día, en España casi empieza la tarde. Y seamos realistas, es algo que hace que España ofrezca una vida especial. Pero claro, junto con las horas de sol también llegan unas temperaturas altísimas y una sensación de calor brutal. De hecho, si dejas el coche completamente expuesto al sol, será difícil subir a él sin dejar que pasen unos cuantos minutos, y casi imposible agarrar el volante para conducir. El parasol es el accesorio imprescindible para cualquier conductor en nuestro país, y este en concreto podría ser el más popular del verano que está por llegar.

Se trata de un parasol desplegable, a modo de cortina, que se fija a la luna por medio de unas potentes ventosas. Como ventajas con respecto a los parasoles normales, tenemos que se puede guardar con facilidad, y se instala de forma muy simple y en segundos. Hasta lo podemos dejar fijo sin retirar las ventosas y así poder plegarlo y desplegarlo en instantes. Y lo mejor de todo es que al volver al coche seguirá en su lugar, y no se habrá caído haciendo que su función sea inútil. Además, encaja en un coche de diseño moderno y tecnológico. Lo puedes comprar ahora mismo por unos 7 euros en Aliexpress, pudiendo ser uno o dos euros más caro en función de la anchura que elijamos.

Está claro que en el mundo de los parasoles no podíamos esperar grandísimos avances tecnológicos. Sin embargo, esto sí ofrece una pequeña mejora con respecto a lo que hasta ahora habíamos visto. Y es que es fácil encontrarse con los típicos parasoles de abanico que nos han regalado en la gasolinera, y que no son ni siquiera del tamaño de nuestro parabrisas.

Este parasol desplegable es genial porque ocupa poco espacio. Lo podemos guardar en la guantera o en la bandeja lateral del asiento, de forma que no tengamos que tirarlo a los asientos traseros, desplegándose y haciendo que parezcamos un poco pordioseros. Incluso podemos instalarlo y dejarlo fijo. Dado que se queda pegado a una de las columnas del coche, no nos quita prácticamente visibilidad.

Para la instalación solo necesitamos tres ventosas. Dos de ellas se colocan en uno de los lados, y aquí pondremos la base del parasol, y la otra va al lado contrario, donde engancharemos el parasol una vez lo despleguemos.

Está disponible en dos colores. Tenemos un elegante color negro que filtra el sol y la radiación y protege en cierto nivel el interior, y otra versión plateada que es reflectante y completamente reflectante. Realmente si lo queremos para el parabrisas lo ideal es que sea el plateado. No obstante, como también lo podemos instalar en el resto de ventanas del coche, en estos casos el de color negro es ideal porque seguimos teniendo visibilidad. Por 7 euros, es una compra imprescindible.

Y además