Noticia

Mercedes C 63 AMG: nuevo diseño y tecnología mejorada

Noemí Alonso

04/02/2011 - 15:33

Más diversión a la hora de conducir y menor consumo: eso es lo que promete Mercedes para el nuevo C 63 AMG, que puede ofrecer hasta 487 CV. Entre otras medidas, el gasto de combustible se reduce gracias a la transmisión de siete marchas AMG Speedshift MTC que, con el modo "Eficiencia Controlada", ahora forma parte del equipamiento de serie.

Toma muchos elementos prestados del SL 63 AMG, pero el nuevo Mercedes C 63 AMG los interpreta para ofrecer un estilo propio. Fíjate en la recién estrenada parrilla, en las zonas inferiores del frontal, pintadas en negro brillante, en las luces diurnas (firmadas también por la división deportiva de la marca) o en las salidas de aire laterales. El capó es de aluminio y enmarca los grupos ópticos, con sistema de iluminación inteligente de serie.

En el lateral, destacan las llantas de 18 pulgadas, rodeadas por unos neumáticos 235/40 en el eje delantero y 255/35 en el trasero. Y en la zaga, más detalles te recordarán al SL: un difusor en negro, dos salidas dobles de escape...

El tope de gama de la Clase C también cuenta con innovaciones tecnológicas como la transmisión deportiva AMG Speedshift MTC de siete marchas. Gracias a su modo "Comfort", las emisiones de CO2 y el consumo se han reducido hasta los 280 gr/km y los 12 l/100 km, respectivamente. En el caso del gasto de combustible, supone una rebaja del 10%, según los datos de Mercedes.

Si el conductor desea más dinamismo, puede elegir entre cualquiera de los otros tres modos del cambio: "S", "S+" y "M", que incrementan la velocidad a la que se realiza el paso de una marcha a otra y dejan que el motor gire en la zona alta del cuentavueltas. La marca asegura que son perfectamente compatibles con la actuación en un circuito; de hecho, el C63 AMG está equipado con la función Race Start (Salida en Carrera).

Esta transmisión gestiona la potencia que entrega la mecánica de ocho cilindros y 6,2 l. Ofrece nada menos que 457 CV a 6.800 rpm y su par es de 600 Nm/5.000 rpm. Con semejantes cifras, no es extraño que solo tarde 4,5 segundos en pasar de 0 a 100 km/h. La velocidad máxima, limitada electrónicamente, es de 250 km/h. Impresiona, ¿verdad? Pues debes saber que estos números aún pueden mejorar con el pack AMG Performance, que aumenta la fuerza hasta los 487 CV y rebaja el 0 a 100 en una décima de segundo. Este paquete incluye un sistema de frenos de alto rendimiento, con discos de composite y pinzas pintadas en rojo, y un volante con la firma de la división deportiva, en napa y Alcántara.

En el interior, una nueva pantalla TFT en color, situada junto al velocímetro (también rediseñado) da la bienvenida al conductor, que se verá envuelto por un habitáculo en el que la calidad es la nota predominante. Asimismo, se han modificado el salpicadero y el volante (con las levas del cambio en aluminio).

Entre su equipamiento destacan sistemas que normalmente se ofrecen en la Clase S o en la gama CLS. Aquí podrás encontrar el asistente de cambio involuntario de carril, el de ángulo muerto, el de atención, el limitador de velocidad... Además, una nueva generación de dispositivos telemáticos permiten el acceso a Internet.

El Mercedes C 63 AMG estará a la venta a partir de julio y su precio aún no se ha confirmado.

Lecturas recomendadas

Todo sobre Mercedes

Mercedes

Buscador de coches