Skip to main content

Noticia

Jeep Cherokee 2018: adiós a sus peculiares faros

Jeep Cherokee 2018: adiós a sus peculiares faros

El Jeep Cherokee 2018 supondrá la actualización de mitad de ciclo de la generación actual del todoterreno, que tendrá importantes cambios estéticos y novedades en el ámbito tecnológico.

No te pierdas: Prueba del Jeep Cherokee 2.2 Multijet

Cuando la actual generación del Jeep Cherokee llegó al mercado allá por 2013 creó un importante revuelo. ¿La razón? Lucía una estética bastante peculiar debido a que combinaba una versión minimalista de la característica parrilla de la marca, situada a medio camino entre el capó y el frontal, con unos pequeños faros divididos. Parece que los detractores de esta imagen están de enhorabuena, porque se ha cazado un prototipo del Jeep Cherokee 2018 haciendo pruebas y todo apunta a que la nueva versión tendrá una cara bastante más convencional.

VÍDEO: Así de capaz es el Cherokee Trailhawk

 

Esta puesta al día significa el paso por la mitad de ciclo de vida de la generación del todoterreno y Jeep se ha alejado del típico facelift ligero, apostando por una renovación de mayor calado. Aún con el camuflaje centrado en delantera y trasera, se aprecian cambios estéticos. El más llamativo son los grupos ópticos ‘de una pieza’ y mayor tamaño, además, bajo la tela se intuye una parrilla algo más grande y situada en una posición más baja. También se aprecian unas entradas de aire de mayor tamaño, pero en la zaga cuesta más distinguir las modificaciones.

 

También se ha cazado otra unidad de pruebas, con menos camuflaje y luciendo la imagen pre-actualización. Se trata de una mula con la que la marca está testando las nuevas tecnologías que incorporará el Jeep Cherokee 2018. Se aprecian sensores tanto en el morro como en la zaga, por lo que es de esperar que estrene nuevos sistemas de asistencia a la conducción o incluso avances que lo acerquen un poco a la conducción autónoma. Por último, también se rumorea que podría incorporar una nueva versión Trackhawk que sería el tope de gama y utilizaría una versión revisada del motor 3.2 V6 ya presente en la oferta del modelo.

Fuente: Autoevolution.

Lecturas recomendadas