Skip to main content

Noticia

Motor

La Guardia Civil restringe los controles de alcoholemia por el coronavirus

broma Guardia Civil Tráfico Inocentes

El COVID-19 está afectado a la automoción hasta límites insospechados. La última noticia afecta a los agentes de tráfico que han conseguido el luz verde a una de sus últimas peticiones: restringir los controles de alcoholemia por el coronavirus.

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) acaba de hacer pública la última instrucción recibida a este respecto: 

Comunicado Guardia Civil

A partir de ahora y mientras dure el escenario de contención reforzada por el COVID-19, las pruebas de alcohol y drogas se realizarán solo en dos supuestos: en siniestros viales y cuando se haya producido una infracción administrativa grave.

Según informa la AUGC no se reducirán los controles preventivos, pero sí el número de pruebas a realizar que se limitarán a aquellos casos en los que los agentes observen signos evidentes de que el conductor ha consumido alcohol y/o drogas.

Los ertzainas también lo han pedido

Los agentes de Tráfico de la guardia Civil no son los únicos que han pedido reducir los controles de alcoholemia para evitar el contagio del coronavirus. Hace unos días, el sindicato EnRE de la policía de Euskadi sugirió en un comunicado la supresión de los controles preventivos, sin dejar de atender accidentes y urgencias.

En su escrito, el sindicato policial vasco subraya que la Ertzaintza "es una policía de cercanía y proximidad al ciudadano, que los equipos de protección individual se encuentran bajo llave en la mayoría de las unidades policiales y, si una patrulla tiene que intervenir en una actuación, tiene dos opciones: atenderla sin protección o decir que esperen que tienen que ir a comisaría a por la mascarilla".

También reprocha que se sigan haciendo "innumerables controles preventivos de alcoholemia, que está demostrado que no son eficaces, con una ratio no mayor al 3% de positivos". De esta forma, es "mucho mayor el riesgo de posible contagio por coronavirus, ya que la proximidad al ciudadano es menor a dos metros", aseguran. "Incluso es un riesgo de contagio para los conductores, ya que se les pone en contacto con un etilómetro por el que han soplado docenas de personas", apuntan.

Y además