Logo Autobild.es

Los grandes errores del GP Las Vegas de los que la F1 debe aprender

Red Bull Las Vegas F1

La Fórmula 1 llega a Las Vegas, y quizás no sea el éxito que todos esperaban. Se calcula que han invertido alrededor de 500 millones de dólares.

La Fórmula 1 está a punto de celebrar el Gran Premio más esperado del calendario de esta temporada. El Gran Circo llega a Las Vegas, a la ciudad de los casinos y del juego, donde en realidad no hay campeonatos a decidir... pero sí se ha generado un enorme revuelo por el fracaso que podría llegar a ser esta esperada prueba.

Liberty Media, compañía que posee los derechos de explotación de la Fórmula 1 desde su compra a finales del año 2015, ha hecho y está haciendo mil y una cosas bien. La F1 ahora es muy distinta a lo que era en los tiempos de Bernie Ecclestone, y en la mayoría de los casos esto es positivo para los aficionados, ya sea por cómo se ha abierto el campeonato a la utilización de redes sociales o a dejar que las cámaras entren al paddock y los boxes para hacer un documental como Drive to Survive.

El nuevo dueño de la F1 quiso romper con el pasado en muchos sentidos, pasando de carreras en lugares tradicionales a llegar a zonas donde ni el propio Bernie Ecclestone consiguió organizar una cita del Mundial, como por ejemplo Miami. Esta prueba - promovida por Liberty Media - supuso un antes y un después para los nuevos jefes de la F1, ya que se organizaba como evento-espectáculo donde ocurría una carrera.

Entradas caras, acción sobre la pista, hoteles (impagables) a rebosar, multitud de celebrities, un embarcadero artificial para salir en televisión... y sí, una carrera de coches alrededor de todo ello donde el resultado quizás no fuese lo más importante para quienes habían sido invitados a la prueba.

La arriesgada apuesta de Liberty Media en el casino de Las Vegas

La Fórmula 1 ya corrió en Las Vegas en 1981 y 1982, en un circuito orquestado en el aparcamiento del Caesars Palace. Este 'invento' de Bernie Ecclestone fracasó. Y ahora, Liberty Media, en su intento por continuar americanizando y haciendo cada vez más exclusiva la Fórmula 1, ha decidido retomar el proyecto.

La compañía americana está 100% implicada en esta carrera. No en vano, son ellos los promotores, y eso quiere decir que son quienes ganan o pierden. Prueba de su apuesta es que han gastado 240 millones de dólares a la compra del terreno donde se sitúa el edificio de boxes. En este caso no hay un promotor que se juegue el dinero; es Liberty Media, que esta vez ha de sembrar para - si las cosas van bien - recoger.

Una locura logística y la inflación de la zona

Seamos sinceros: Las Vegas ya tiene suficientes atractivos para quienes deciden ir hasta la ciudad de Nevada. Tener una carrera de Fórmula 1, según se mire, puede ser más un problema que un aliciente para quienes piensan en acercarse hasta allí. Y es que la circulación por las avenidas donde se sitúa el circuito se ha convertido en un auténtico caos.

Esto, para los no interesados en pagar las entradas para ver la Fórmula 1 (a continuación hablaremos de eso), puede ser un problema, puesto que habrá más tráfico, calles cortadas, gradas en medio, vallas que limitan la circulación... todo ello en una ciudad ya de por sí agitada por los 40 millones de turistas que recibe Las Vegas al año.

No hemos de pasar por alto la inflación que provoca la visita de la Fórmula 1 a Las Vegas, con unos hoteles, restaurantes y otro tipo de servicios que durante los últimos meses han subido los precios para aprovecharse de la llegada del campeonato a la ciudad de Nevada. Pero todo no está ocurriendo como esperaban.

Las entradas cuestan menos de la mitad, ¿ir a una carrera a pasar frío?

Los precios de las entradas para la Fórmula 1 oscilaban entre los 400 dólares de las más baratas y los 1.600 de las más caras. Pues bien, a menos de una semana del evento, los precios de los tickets han caído en picado. Esto se debería a que la llegada de la F1 a la ciudad no ha tenido la acogida que se esperaba.

Los precios abusivos no se quedan solo en las entradas. Según ha trascendido, el organizador (Liberty Media), habría exigido 1.500 dólares a los restaurantes que se encuentran en los alrededores del circuito por tener una carrera delante. De no hacerlo, la visión hacia el exterior, se vería impedida. Asimismo, se han ofertado paquetes VIP a razón de cinco millones de dólares a cambio de alojamiento, restauración y vistas al circuito.

Además de las posibles causas de las que hablábamos anteriormente, entre las que incluiríamos también que la Fórmula 1 no es allí un deporte que vaya a popularizarse de la noche a la mañana y que quien va a Las Vegas quizás prefiera dejarse el dinero en otros asuntos, también hemos de hablar de los horarios y las temperaturas.

Imagina ir a la Fórmula 1, dejarte unos buenos ahorros y pasar alrededor de seis horas (si vas a los entrenamientos, clasificación y carrera) en una zona donde se esperan menos de diez grados a la hora de la celebración de la carrera. Veremos cómo se comportan los neumáticos... 

Los horarios no son los más adecuados, ni para ti ni para ellos

Continuemos con este tema. Los horarios no son buenos ni para quienes asisten al circuito a ver la Fórmula 1 en directo ni para quienes estemos al otro lado del charco, en Europa, siguiendo la esperada cita. Cuando se dé la salida al GP de Las Vegas de F1, serán las 22:00h locales y las 07:00h de la mañana del domingo, dos horarios que seguramente no beneficien a ninguna de las partes y afecten a las audiencias.

Y es que esta carrera no es ni siquiera importante para la resolución del Mundial de F1, algo que les habría beneficiado al estar colocada al término del calendario, ya que tanto Verstappen como Red Bull ya se han proclamado campeones. No hay alicientes deportivos ni tampoco pilotos locales, lo cual también podría ayudar. Sí, está Haas, pero ellos no mueven masas como querrían.

Ahora la ruleta ya está girando y solo espera ver cómo reaccionan los aficionados asistentes al Gran Premio de Las Vegas. Sea un éxito o un fracaso, quien gana o pierde es Liberty Media. Y, mientras tanto, que no se nos olvide que lo que importa es que el domingo a las siete de la mañana disfrutemos de una buena carrera... 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.