Noticia

La (¿exagerada?) profecía de Carlos Ghosn

La (¿exagerada?) profecía de Carlos Ghosn
Noelia López

La profecía de Carlos Ghosn augura que antes de acabe el año, la alianza Renault-Nissan será el primer fabricante de coches del mundo. Los últimos datos registran un gran crecimiento para Renault-Nissan que se coloca en tercer lugar, pero decir que en seis meses habrá superado a Volkswagen y Toyota es arriesgado.

Carlos Ghosn ha lanzado una profecía: la alianza Renault-Nissan se convertirá en el principal fabricante de coches a nivel mundial antes de que acabe el año.

Hace dos años, el máximo diregente de la alianza Renault-Nissan pronosticó que se convertirían en uno de los tres principales fabricantes de automóviles a nivel mundial en 2018. Esa predicción se ha hecho realidad un año antes, en gran parte debido a la adquisión de Mitsubishi en 2016. Ahora Ghosn cree que la alianza pronto podría pasar Grupo Volkswagen y Toyota para convertirse en el principal fabricante de coches a nivel mundial.

"Hemos estado entre los tres primeros fabricantes de automóviles desde enero y esperamos estar en el primer lugar antes de que finbalice el año, aunque este no era nuestro objetivo", Ghosn dijo a los accionistas en la reunión anual de Renault la semana pasada.

Cierto es que en los primeros cuatro meses de 2017, la alianza está cerca de los dos primeros. De acuerdo con la compañía de investigación de mercado JATO Dynamics, Volkswagen ha vendido 3,32 millones de vehículos; Toyota, 3,06 millones; y Renault-Nissan, 3,02 millones.

La profecía de Carlos Ghosn, por tanto, no va mal encaminada pero tal vez es exagerada.

Felipe Muñoz, analista en JATO, asegura que es cierto que la alianza que lidera Ghosn está consiguiendo muchos éxitos, pero lo de que pueda superar a VW y Toyota "todavía es incierto". Por lo que sí apuesta es porque seguirá entre los tres primeros durante mucho tiempo sobre todo porque ha sabido elegir muy bien con quién asociarse.

Imagen de perfil de Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees