Skip to main content

Noticia

Motor

Europa da un paso más para prohibir la venta de coches diésel, gasolina y de biocombustibles a partir de 2035

Zona de bajas emisiones de Barcelona
Este es el mapa de la ZBE Barcelona. Fuente: Ayuntamiento de BCN

La medida adelantaría en cinco años la prohibición

La Comisión de Medio Ambiente de la Unión Europea ha votado a favor de prohibir la venta de vehículos diésel y gasolina a partir de 2035. Esto no significa que la medida esté ya en vigor; para su aplicación definitiva basta el visto bueno del Parlamento Europeo (PE) donde se espera genere bastante debate.

La votación de la Comisión de Medio Ambiente de la CE adelanta en cinco años la fecha prevista para el cese definitivo de la venta de vehículos de combustión en Europa. 

Teniendo en cuenta que en España la edad media de los vehículos en circulación es de 13 años (ocho años en Europa) la medida supone que para muchos conductores el que tienen ahora será su último coche de combustión. Para su próxima compra deberían empezar a valorar la adquisición de un vehículo eléctrico.

Prohibidos también los biocombustibles

Tal cual ha sido aprobada en la CE y se someterá a votación en el PE, la medida es mucho más estricta ya que supone también la prohibición de vender vehículos propulsados por biocombustibles.

Esto supone un duro varapalo para los planes de fabricantes como Porsche que apuestan firmemente por los denominamos e-fuels (combustibles sintéticos que no derivan del petróleo).

Biodiésel (biocombustibles): ¿la alternativa al coche eléctrico?

Límites de emisiones más estrictos

Otra de las novedades impulsadas por la CE pasa por limitar las emisiones contaminantes a partir de 2025. 

Tras la votación se ha determinado que a partir de ese año la reducción de emisiones contaminantes sea de un 20% para los turismos y en un 15% para los vehículos industriales sobre las cifras actuales: máximo de 95 gramos de CO2 por kilómetro para los turismos y de 147 gramos de CO2 para los vehículos industriales.

Los fabricantes tendrán que hacer un esfuerzo más y, a partir de 2030, podría quedar prohibida la comercialización de cualquier vehículo que exceda los 123 gramos de CO2 por km recorrido. Esto, en la práctica, dejaría fuera del mercado un alto porcentaje de los actuales.

Queda por ver qué decisión toma el PE que se reunirá para debatir la medida en las próximas semanas.

Y además