Skip to main content

Noticia

Motor

La DGT explica cómo afecta el efecto manada a la velocidad del coche

La DGT explica cómo afecta el efecto manada

¿Sabes cuando, en medio del pánico de los primeros días de la pandemia, todos empezamos a comprar papel higiénico... y no porque creyéramos necesitar 80 rollos, sino simplemente porque veíamos que el resto de gente salía del supermercado cargado con ellos? Bien, pues eso es lo que, en economía, psicología y ciencias sociales suele llamarse efecto 'bandwagon' (casi literalmente, 'subirse al carro') o efecto manada. Pensar o hacer algo, no porque los hechos o nuestro propio razonamiento nos lleven a ello, sino sólo y exclusivamente porque los demás lo piensan o lo hacen. La DGT ha aplicado ya varias veces este concepto al tráfico. Y, ahora, explica cómo afecta el efecto manada a la velocidad del coche.

Lo ha hecho a través de su cuenta de Twitter, donde ha publicado un mensaje pidiendo a los conductores que no cedan a esa tentación. "No te dejes llevar por la inercia, no corras porque lo hacen los demás. Sé tú mismo, respeta los límites", apunta el organismo público. Y es que seguramente puedas recordar algún caso en el que, circulando por una carretera o una autopista, te has dado cuenta de que habías sobrepasado el límite sin ni siquiera ser consciente de ello. Únicamente porque todos a tu alrededor llevaban la misma velocidad, y diste por supuesto que era la adecuada.

El efecto manada tiene que ver con la mentalidad gregaria, lo que no es tan absurdo ni tan negativo como su nombre sugiere. Al fin y al cabo, los humanos somos una especie gregaria. Eso nos ha servido muy bien como ventaja evolutiva, y seguramente nos ha salvado la vida más de la que nos la ha puesto en peligro. Pero lo cierto es que el coche es un lugar donde extremar la conducta racional. Y tratar de limitar al máximo la influencia de nuestra 'mente animal'.

Porque, como asegura la DGT en el tuit en el que explica cómo afecta el efecto manada a la velocidad (hace un tiempo ya alertó sobre el efecto elefante), dejarte llevar por ese comportamiento irracional "puede costarte la vida". Y no solo la tuya, sino también la de otros que comparten contigo la carretera. Ya sabes que la velocidad excesiva es una de las causas principales de casi el 30% de los accidentes mortales, pues disminuye el tiempo de reacción y aumenta la distancia de frenado. Todo buenas y poderosas razones para no subirte a ningún 'carro', por mucha gente que vaya montada en él, ni sentirte presionado porque los otros vayan más rápido de lo que deberían.

Etiquetas:

DGT normas de tráfico

Y además