Logo Autobild.es

Cambia las reglas del juego del coche eléctrico para siempre: la batería que aguanta 50 años y alcanza 1.000 km de autonomía

Geely New Short Blade EV Battery Technology

Geely presenta su nueva pila.

Si piensas en los principales problemas a los que se enfrentan a los coches eléctricos, te vendrán unas cuantas ideas a la cabeza. Sin embargo, hay uno que antes era un impedimento, pero que poco a poco está mejorando de manera continua: las baterías. Ahora Geely quiere dar un paso de gigante en este campo con su nueva pila.

Denominada como ‘New Short Blade EV Battery Technology’, el fabricante chino señala que es la mejor de su clase en materias como durabilidad, velocidad de carga y seguridad.

La compañía, de hecho, no se queda corta al deshacerse en elogios hacia ella, puesto que en la nota de prensa señala que “se convertirá en el nuevo punto de referencia para las baterías de vehículos eléctricos con una seguridad líder en la industria, tamaño compacto, mayor densidad de energía, mejor utilización del volumen y mayor flexibilidad para adaptarse a diferentes diseños de paquetes”.

Empezando por la seguridad, en el plano más técnico, emplea “un diafragma de alta resistencia, alta estabilidad térmica y alta resistencia al calor, con un separador altamente estable combinado con electrodos seguros, lo que da como resultado una mayor densidad de energía y seguridad”.

 

Geely Auto señala que tiene la tecnología Self-Fusing que bloquea cortocircuitos en caso de que se produzca un accidente. Si la celda de la batería se llega a perforar, una capa de papel de aluminio se fusiona en el diafragma de la batería, lo que crea una capa aislante, evita cortocircuitos y también que haya fugas térmicas.

Para poner a prueba el sistema, en lugar del estándar de punción con una sola hoja, la marca ha perforado la pila con ocho a la vez, cada una con un diámetro de 5 mm. Es más, también le han disparado directamente con munición de 5,8 x 42 mm y tampoco se produjeron eventos térmicos.

Y, por si fuera poco, también se ha sometido a la prueba ‘Seis extremos’ que incluye: inmersión en corrosión en agua de mar, ambiente extremadamente frío, raspado del fondo del paquete con alta frecuencia, rodamiento de 26 toneladas de peso, colisión lateral de un solo paquete y “asado” al fuego.

Seguridad a parte, también destaca por dos aspectos que preocupan al conductor promedio: velocidad de recarga y durabilidad.

Geely New Short Blade EV Battery Technology

Respecto a lo primero, emplea una estructura de nanotubos que facilita la transición de electrones y hace que la recarga sea más rápida. La batería pasa del 10 al 80% de su capacidad en 17 minutos y 4 segundos, considerablemente más rápido que la versión larga de la pila, que necesita 26 minutos.

En cuanto a lo segundo, la batería puede durar 3.500 ciclos de carga y descarga completos, lo que equivale a 1 millón de kilómetros. Así, calculando un kilometraje anula de 20.000 km, la compañía calcula que puede durar 50 años.

Esto es importante porque alarga el ciclo de vida de la batería, lo que incide directamente sobre los problemas de reciclaje que plantean éstas. Según Geely, reduciría las emisiones de carbono en más de 80.000 toneladas al año.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.