Skip to main content

Noticia

El botón fantasma del Koenigsegg Jesko es para dar el espectáculo

Koenigsegg Jesko
Una “pijadita”.

El protagonismo en el pasado Salón de ginebra 2019 estuvo bastante repartido, pero no se puede dudar que el Koenigsegg Jesko fue una de las sorpresas más agradables y que atrajo más focos. No es para menos, puesto que se trata de una auténtica bestia que quiere revolucionar el corral de los hiperdeportivos… y que tiene algún que otro detalle bastante peculiar.

Todos los coches nuevos que se van a lanzar en 2019

Y no nos referimos a sus espectaculares cifras, que repasaremos más abajo, si no a su llave. Como no podía ser de otra manera, no es convencional, tiene un tamaño mayor de lo habitual y cuenta con funciones especiales. Así, de un rápido vistazo se aprecian varios botones con la silueta grabada del modelo y en los que, en cada uno, se destaca una parte: puerta izquierda, puerta derecha, capó y maletero.

VÍDEO: Koenigsegg Thor y Väder, frente a frente

No hace falta darle muchas vueltas a la cabeza para saber que sirven para abrir cada una de ellas desde el propio llavero. Eso sí, cada una cuenta con sensores de proximidad que detectan cualquier obstáculo cercano, por lo que no se activan si existe la posibilidad de golpear o rozar contra ellos.

Koenigsegg Jesko: 1.600 CV y 482 km/h de punta

Pero notros vamos a pararnos en el más llamativo, un botón que tiene dibujado un fantasma y que sirve para, con el mero hecho de pulsarlo, que todas las partes móviles del coche se pongan en funcionamiento. Una “pijadita” para llamar la atención del personal.

Un extra para hacer todavía más goloso al Koenigsegg Jesko, por si la exclusividad de sus 125 unidades o el hecho de que tenga un motor que entrega 1.600 CV y 1.500 Nm de par no fuera suficiente.

Fuente: Carscoops

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además