Logo Autobild.es

Los 5 coches de combustión de calle más potentes de la historia

Los 5 coches de combustión de calle más potentes de la historia

Sin rastro de electrificación.

Estamos en la era eléctrica o, al menos, en el comienzo de ella. Incluso los fabricantes de superdeportivos e hiperdeportivos (no todos ellos) han aceptado que la electrificación es el camino a seguir para sus propias creaciones. Parece que no hay duda de que en el futuro los coches eléctricos dominarán, pero hasta entonces los modelos térmicos tienen mucho que decir.

Hoy queremos repasar los 5 coches de combustión de calle más potentes de la historia, 5 modelos que demuestran que no hace falta añadir un suplemento eléctrico para conseguir rendimientos brutales que se traducen en unas prestaciones al alcance de muy pocos.

5. Bugatti Centodieci / Mistral

Con el Bugatti Chiron como base, la marca creó todo tipo de variantes y modelos derivados, algunos de los cuales fueron bendecidos con una versión más potente del motor 8.0 W18 cuatriturbo de la familia. 

Entre ellos se pueden encontrar el Centodieci (del que solo se fabricaron 10 unidades) o el Mistral (un descapotable), ambos con una potencia de 1.600 CV y con cifras de rendimiento espectaculares: el primero devora el 0 – 100 km/h en 2,4 segundos y alcanza una velocidad punta de 380 km/h, mientras que el segundo tiene una máxima de 420 km/h.

Además, el Mistral cuenta en su currículum con el honor de ser el último modelo de la casa en montar el bloque W16, pues el sucesor se pasará a un bloque más pequeño pero que, eso sí, estará electrificado.

4. Bugatti Chiron Super Sport

Una evolución del Chiron convencional, con mejoras en múltiples áreas, incluyendo una clave para ascender puestos en esta lista: la potencia. Su motor sigue siendo el conocido 8.0 W16 con cuatro turbos característico de la marca, pero con una puesta a punto específica que le permite llegar hasta los 1.600 CV.

Y, ¿si está empatado con el Centodieci, por qué está por delante en la clasificación? Hemos decidido tener esta consideración por el mero hecho de que, aunque con matices, puede presumir de ser el coche más rápido del mundo. Nos explicamos.

En su versión 300+ consiguió alcanzar una velocidad de 490,484 km/h, un récord para un modelo de serie. Sin embargo, dado que solo hizo una pasada en una dirección y que la versión que se vende al público tiene una velocidad punta menor limitada, no es un récord oficial, así que no ostenta el título.

3. Koenigsegg Jesko

Koenigsegg solo sabe crear máquinas espectaculares y el Jesko no es más que otro ejemplo de la filosofía de la marca.

Eso implica, por ejemplo, evolucionar el motor que ya utilizaba su predecesor, el Koenigsegg Agera RS, un bloque 5.0 V8 biturbo que desarrolla 1.280 CV, potencia que asciende hasta los 1.622 CV cuando está alimentado por bioetanol E85.

Como ocurre con otros tantos modelos de esta lista, está metido en la trifulca por ser el coche más rápido del mundo. Tiene una variante denominada Absolut, que cambia elementos exteriores (como la eliminación del alerón) para reducir la carga aerodinámica y alcanzar una velocidad máxima teórica de 532 km/h, pero todavía no lo ha podido probar.

2. SSC Tuatara

Ocupa la plata en este ranking, pero cuenta con un título que, por el momento, nadie ha podido arrebatarle: es el coche más rápido del mundo… aunque no sin polémica.

En su momento alcanzó los 532 km/h, con una media, entre las dos pasadas (el récord se hace recorriendo la misma recta en dos direcciones), de 208,74 km/h. Sin embargo, más adelante se desveló que había habido un error en la medición y quedó anulada. Sin embargo, más adelante volvió a hacer otro intento y, con 455,28 km/h de media, consiguió llevarse el gato al agua.

Lógicamente, para alcanzar tales niveles hay que tener una mecánica extremadamente potente, en su caso un propulsor 5.9 V8 biturbo que le permite desarrollar 1.350 CV de potencia. ¿Cómo? ¿Eso no debería colocarle más atrás en la lista? No, porque el “truco” es el mismo que el del Jesko: cuando funciona con etanol su rendimiento sube hasta los 1.750 CV.

1. Hennessey Venom F5

El líder absoluto de esta lista está disponible en tres versiones: la básica con la vio la luz en 2020, la Roadster que se estrenó en 2022 y la Revolution, de 2023 y que tenía el mismo rendimiento, pero disfrutaba de una mejor aerodinámica para optimizar sus tiempos en circuito.

Pero lo que le hace ponerse en primera posición es su potencia. Las tres variantes comparten idéntico apartado mecánico, un motor 6.6 V8 biturbo que entrega 1.842 CV de potencia y 1.617 Nm de par máximo, combinado con una transmisión automática de siete relaciones y con un sistema de tracción trasera. 

Como resultado, el coupé acelera de 0 a 100 km/h en menos de tres segundos y hasta los 200 km/h en menos de cinco. Lo importante, sin embargo, es que promete superar los 500 km/h de velocidad máxima, algo que por el momento todavía no ha podido ratificar.

Etiquetas: Hiperdeportivos

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.