Skip to main content

Noticia

F1

5 coches de calle nacidos en la Fórmula 1

aston-martin-am001

La Fórmula 1 es el banco de pruebas perfecto para los fabricantes de automóviles que desean llevar al límite sus últimos desarrollos. A lo largo de la historia hemos visto tecnologías que han pasado de la F1 a los coches de calle. Estos son 5 coches de calle nacidos en la Fórmula 1.

¿Para qué sirve la Fórmula 1?
Muchos se limitan a creer que la F1 es una
categoría de automovilismo donde una veintena de coches dan vueltas
sin parar a un circuito durante dos horas, pero no, es mucho más
que eso. La Fórmula 1 ha sido siempre la
plataforma perfecta para que los fabricantes de automóviles puedan
demostrar de lo que son capaces en una pista de carreras, donde los
límites de la mecánica y de velocidad van más allá que los de las
carreteras. En los circuitos, el único objetivo es ganar con las
mejores herramientas, y algunas de esas herramientas, en un futuro,
formarán parte de nuestra vida cotidiana.

En la Fórmula 1 hemos visto
diversos desarrollos mecánicos que ahora son habituales en los
vehículos con los que nos desplazamos. Te lo demostramos con estos
5 coches de calle nacidos en la Fórmula 1.

Ferrari LaFerrari

El Ferrari LaFerrari es la última gran joya
producida por Ferrari. Un espectacular y exclusivo modelo en el que
la Scuderia ha puesto todo su conocimiento de la Fórmula
1
de los últimos años. El LaFerrari cuenta con una
potencia máxima de 963 CV, desarrollados por un motor atmosférico
V12 de gasolina (800 CV) y un motor eléctrico de 163 CV. Además,
cuenta con un KERS, similar al usado en la F1 hace unos años.
Durante el desarrollo de este modelo, los ingenieros contaron con
la colaboración de Felipe Massa y Fernando
Alonso

BMW i3 

El ingeniero John Barnard fue el precursor del
uso de la fibra de carbono en la Fórmula 1, al
considerar que este material haría el chasis más ligero y
resistente que otros componentes, como el aluminio. El primer coche
con chasis de fibra de carbono fue el McLaren de
1981. A pesar de las dudas sobre la seguridad, pronto se convirtió
en el material más usado. Si nos cruzamos con un BMW
i3
en la carretera veremos el primer coche de gran
producción (además, eléctrico) cuyo habitáculo ha sido fabricado
con fibra de carbono.

BMW E60 M5

Producido entre 2004 y 2010, el BMW
E60 M5
contaba con un motor V10 desarrollado utilizando el
aprendizaje de la fabricación de los propulsores del equipo
Williams BMW de Fórmula 1 como base. Desarrollaba
507 CV de potencia y era capaz de acelerar de cero a cien en 4,7
segundos… ¡Ah! Y su sonido dejaba a la luz sus raíces.

Alfa Romeo 4C

El espectacular deportivo italiano es uno de
los vehículos más ligeros del mundo y eso se ha logrado gracias al
uso de materiales de fibra de carbono, tomando la
F1 como referencia. El peso del 4C es de solo 895 kg y,
concretamente, su chasis solo pesa 65 kg. El chasis monocasco, por
cierto, se usó por primera vez en la Fórmula 1 en
el Lotus 25 del año 1962.

AM RB-001

Aunque solo se van a producir 150 unidades de
este modelo, es uno de los coches en los que mejor se podrá ver la
tecnología y avances de la Fórmula 1. Está

siendo desarrollado como fruto de una colaboración entre Aston
Martin y Red Bull
. Contará con un motor V12 que desarrollará
cerca de 1.000 caballos de potencia. El encargado de su diseño es,

nada más y nada menos que Adrian Newey
, el gurú técnico
que trabajó en McLaren
y Williams y que llevó a Red Bull a ganar cuatro
títulos mundiales consecutivos entre 2010 y 2014.

Vídeo: así será la Fórmula 1 de 2017

Además, te puede interesar:

-
5 retos a los que se enfrenta Bottas en Mercedes

-
¿Cuánto hace que McLaren no gana una carrera de Fórmula 1?

Lecturas recomendadas