Noticia

Ford patenta un coche ‘plegable’ para mercados emergentes

Ignacio de Haro

23/09/2016 - 11:52

Ford patenta un coche plegable para mercados emergentes, un curioso invento con el que podrían poner solución a los problemas de movilidad que sufren algunos de los países más poblados del planeta. Gracias a un chasis con una estructura tipo ‘tijera’, es posible acortar considerablemente su longitud cuando no está siendo utilizado.

Te interesa: Unas patentes revelan cómo será el próximo Ferrari

Con el Ford Model A la compañía del ovalo azul puso al alcance de los ciudadanos de los países occidentales un automóvil con el que motorizó a gran parte de la población. Quizá con este nuevo invento que te traemos hoy podrían repetir la historia en los países en vías de crecimiento, si es que finalmente se animan a construirlo y comercializarlo, cosa que por ahora parece poco probable. Y es que Ford ha patentado un coche plegable pensado para mercados emergentes, un vehículo que podría poner solución a los problemas de movilidad de las ciudades más pobladas.

El coche plegable de Ford aparentemente es incluso más sencillo que el icónico Model A, aunque eso no significa que el diseño carezca de complejidades técnicas. La clave de esta propuesta radica en su chasis, que luce una estructura tipo ‘tijera’ que permite reducir su distancia entre ejes y longitud total cuando no está siendo utilizado, lo que ayudaría a luchar contra la falta de espacio para el aparcamiento que sufren algunos centros urbanos. Puedes ver algunos de los bocetos presentes en la patente en la galería de imágenes que hemos creado para la ocasión.

¡Alucina! El sistema de Ford que reutiliza el agua del A/C

No tiene una carrocería como la que podríamos encontrar en cualquier automóvil de producción convencional, aunque Ford no se ha olvidado de proteger a los hasta cuatro ocupantes que puede llevar de las inclemencias meteorológicas, por lo que han incorporado un techo plegable que puede ocultarse cuando no es necesario. La forma de conducirlo recuerda a la de un tuk-tuk (el típico triciclo motorizado que podemos encontrar en países como la India), pues el coche plegable no tiene un volante como tal, en su lugar monta un manillar desde el que se controla la dirección.

Para moverse, el invento que ha patentado Ford emplea motores eléctricos alimentados con una batería, lo que también contribuiría a poner solución a uno de los mayores problemas que sufren los países emergentes: la contaminación atmosférica. Aunque este concepto es nuevo en cuanto al tipo de mercado al que iría destinado, no es ni mucho menos el primer coche capaz de variar su longitud que vemos. De hecho, a comienzos de este mismo año nos hicimos eco de las patentes del coche plegable de Hyundai, aunque este es bastante más complejo que el de Ford.

Fuente: CarScoops, PatentYogi.

Lecturas recomendadas

Ignacio de Haro

Colaborador

Apasionado del mundo de las cuatro ruedas.

Buscador de coches