Logo Autobild.es

Prueba Mercedes-AMG EQE 43 4Matic, la berlina compacta 100% eléctrica que aspira a ser un mini EQS

Mercedes-AMG EQE 43
- Actualizado:

Aquí tienes la prueba del Mercedes-AMG EQE 43 4Matic, la nueva berlina compacta 100% eléctrica de Mercedes que se sitúa por debajo del Mercedes EQS con el que comparte mucha tecnología. Se basan en la misma plataforma (EVA2), aunque evidentemente es más pequeño, con 4.946 mm de largo y una batalla 9 cm más corta (3.120 mm). El ancho (1.961 mm) y el alto (1.512 mm) son similares.

Y el maletero alcanza los 430 litros que no está mal aunque no es para tirar cohetes. No tenemos en la zona de carga ninguna palanca para plegar el respaldo, así que tienes que ir a las plazas traseras (el respaldo en un 60/40%). Lo malo es que no queda una superficie plana, así que espero que en el futuro un Mercedes EQE familiar limara estas pequeñas carencias en practicidad. 

En cuanto al diseño, el Mercedes EQE también sigue la estela del EQS, con una parrilla prácticamente idéntica (quizá incluso algo más grande) y unos faros muy similares. Y, en la trasera, los grupos ópticos también están unidos. Aunque, desde luego, tiene detalles que acentúan el aspecto dinámico.

Y el interior también puede estar dominado por la 'hiperpantalla' (así la llaman en Mercedes) MBUX, que recorre el salpicadero de pilar a pilar. Eso sí, en este caso se trata de un equipamiento opcional y en exclusiva de esta versión AMG.

En esa enorme superficie de cristal en el fondo son tres enormes pantallas: la de la instrumentación, el pantallón central y una tercera para el copiloto: solo funciona si alguien se sienta ahí, de modo que no está pensada para el conductor, sino solo para el acompañante cuando va correctamente sentado. Y si la miras desde el asiento del conductor, no ves mucho, porque está pensada para que la use el acompañante.

Mercedes-AMG EQE 43

La pregunta es: ¿necesitamos semejantes pantallas? Sin duda se ven muy bien, y quien las tiene, luego no puede renunciar a ellas, pero hay una versión más básica en la que se prescinde de esa tercera pantalla y me parece más que suficiente. 

Cuando me siento en un coche eléctrico, lo primero que miro es la autonomía que queda. Tal vez sea algo psicológico y no sé si hacéis lo mismo, pero el caso es que tengo 510 kilómetros con la batería llena. Y ojo porque no está nada mal, es un rango que te permite incluso viajar e irte de vacaciones, por tanto, no me preocupa especialmente.

La marca anuncia un máximo de 654 kilómetros oficiales según WLTP en el Mercedes EQE 350, que es solo propulsión trasera. En el caso del Mercedes-AMG EQE 43 4Matic que tengo entre manos tiene un motor delante y otro detrás. Es por tanto tracción total y según el dato oficial WLTP tiene una autonomía de 531 kilómetros.

Para cargar las baterías, dice Mercedes que bastan 32 minutos en una estación de carga rápida, porque usa tecnología de 400 voltios. Con una de 800 como usan el Audi RS E-ron GT o el Porsche Taycan sería incluso más rápida.

El Mercedes EQS lleva una batería enorme, que por el momento no está disponible en el Mercedes EQE. Por eso en el EQS son en torno a 108 kWh y aquí son 90 kWh. En el EQS puedes elegir entre las dos, no así en este EQE, al menos, de momento. Aunque no creo que en el futuro den esa opción, y tiene una razón muy práctica. 

Mercedes-AMG EQE 43

En marcha, este Mercedes-AMG EQE 43 4Matic es justo lo que esperas de un Mercedes. Es muy suave, todo está orientado al confort, por lo que no percibes mucho del mundo exterior, está increíblemente bien aislado y es por supuesto muy silencioso, algo que esperas de cualquier eléctrico (aunque este Mercedes lo sientes especiálmente más silencioso).

Y rueda increíblemente relajado, por su bajo centro de gravedad y por su buena suspensión neumática. Exagerando un poco, pero si viajas en este coche, puedes llegar a tu destino más relajado de lo que saliste.

Hablemos de potencia: el EQE 350, actual modelo básico, rinde 292 CV, pero este Mercedes-AMG EQE 43 4Matic se queda en los 476 CV. Los 292 del EQE 350 dan de sobra para este coche, pero en el caso de que necesites un tracción total, valora esta versión. 

Mercedes-AMG EQE 43

Acelera de 0 a 100 en 4,2 segundos, ya que hablamos de un par motor de 858 Nm, que como sucede en los coches eléctricos los tienes inmediatamente. Mi conclusión después de un día con el nuevo Mercedes EQE es que la marca alemana ha vuelto a hacer un coche eléctrico realmente bueno, con una autonomía notable, mucha potencia y, sobre todo, un confort impresionante.

Una pena que todo esto también supongo un precio impresionante: este Mercedes-AMG EQE 43 4Matic cuesta 105.425 euros. Y parece mucho dinero si miramos al Tesla Model S, que ofrece más potencia por menos. Pero aquí recibes la estrella, unos acabados impecables y pienso que el factor bienestar está en este coche muy por encima. 

En las proporciones exteriores me gusta más que el EQS, porque se siente más compacto y manejable, pero sigo pensando que una versión familiar estaría muy bien. 

Valoración

Nota8

Hemos probado el Mercedes-AMG EQE 43 4Matic, una berlina media que por su silueta y diseño interior recuerda mucho al Mercedes EQS, con el comparte mucha tecnología

Lo mejor

tecnología y sensación de lujo interior, fuerza y progresividad del motor, chasis bien afinado

Lo peor

Precio elevado y visibilidad trasera, tacto del freno mejorable

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Autobild España.