Logo Autobild.es

Prueba del Bugatti Chiron Super Sport: ¡al volante del coche más rápido del mundo!

1.600 CV, una velocidad máxima de 440 km/h y un precio base de 3,8 millones de euros: probamos el bestial Bugatti Chiron Super Sport, el coche de serie más rápido del mundo

Existe un modelo especial del Chiron Super Sport limitado a 30 piezas, el Bugatti Chiron Super Sport 300+. Con esta máquina, Andy Wallace estableció el récord del automóvil de producción más rápido del mundo en agosto de 2019. 

El prototipo de Bugatti alcanzó unos increíbles 490,484 km/h (304,77 mph). Los 30 vehículos de producción, todos los cuales se entregan en carbono visible negro con franjas naranjas, están limitados por Bugatti a 440 km/h. 

Diseño

El Chiron Super Sport y el Chiron Super Sport 300+ solo se diferencian en su configuración. Debajo de la prolongada zaga, que es alrededor de 23 centímetros más larga que el Chiron normal, se encuentra la misma tecnología, por lo que podemos certificar que estamos a punto de conducir el coche de producción más rápido del mundo.

Motor y comportamiento 

Presiono el botón de inicio en el lado derecho del volante. El monumental W16 de 8,0 litros cobra vida. Gracias a un nuevo turbocompresor, un tren de válvulas revisado y una bomba de aceite modificada, los ingenieros han obtenido otros 100 CV del W16 en el Chiron Super Sport, esto es, alcanza ahora los 1600 CV, como si 1500 no fueran suficientes. 

Los primeros metros en el coche de producción más rápido del mundo no son espectaculares. El Chiron Super Sport es fácil y tranquilo de conducir, y es que ni siquiera usamos 100 de los 1600 CV en la ciudad. 

Andy me explica que los tres modos de conducción (EB, Autovía, Handling) no tienen ningún efecto en las características del motor/transmisión, sino solo en la altura de del conjunto y los sistemas de control.

Prueba del Bugatti Chiron Pur Sport: ahora sí, carne de circuito

Tiempo para el primer pequeño sprint intermedio. Segunda marcha, medio acelerador. En un abrir y cerrar de ojos voy a 100 km/h, aflojo el acelerador, algo a lo que los cuatro turbocompresores responden con un silbido increíble.

En curvas rápidas, el Bugatti, que pesa 1.995 kilos, me sorprende con una agilidad inesperada: el Chiron Super Sport implementa directamente incluso los pequeños movimientos de dirección. Las rectas cortas entre dos curvas son casi succionadas por el Super Sport. 

Volante Chiron

En cada sprint intermedio, por pequeño que sea, supera la marca de 200 km/h antes de que los frenos carbocerámicos (con pinzas de ocho pistones en el eje delantero y pinzas de seis pistones en el trasero) vuelvan a alcanzarlo.

Experimentar esta aceleración por ti mismo es incomparable, el Bugatti Chiron Super Sport supera temporalmente los límites físicos. ¡Incomprensible!

Precio

Redactor con el Chiron

El precio también es increíble. El coste básico del Bugatti Chiron Super Sport es de unos 3,8 millones de euros, y cada propietario invierte una media de otros 300.000 a 350.000 euros en extras. E incluso si inesperadamente te ha tocado el Euromillón y quieres comprar un Chiron Super Sport a corto plazo, no hay posibilidad, porque los 500 Chiron planeados (incluidos 70 a 80 Super Sport) se han vendido desde el año pasado e incluso la lista de espera está llena.

Conclusión

El Bugatti Chiron Super Sport es, con diferencia, el coche más rápido que he conducido. La tracción es casi infinita, al igual que la propulsión. Al mismo tiempo, el hiperdeportivo de 1.600 CV es fácil de maniobrar por la ciudad y es súper lujoso.

Conoce cómo trabajamos en Autobild.

Etiquetas: Superdeportivos

Valoración

Nota9

1.600 CV, una velocidad máxima de 440 km/h y un precio a partir de 3,8 millones de euros: probamos el Bugatti Chiron Supersport, en el que todo es descomunal

Lo mejor

Motor, prestaciones, comportamiento, diseño

Lo peor

¡Que ya están todos vendidos!