Skip to main content

Patrocinado por:

Práctico

Vinilos: cómo montar una segunda piel para tu coche

Cómo colocar un vinilo en el coche

Si quieres que tu coche luzca como nuevo, no tienes por qué dejarte un dineral en pintura. Los vinilos son una opción. Te lo contamos.

Quien mira su coche y piensa: "La pintura se está yendo, debo darle un lavado de cara", suele ir después a un taller a desembolsar una buena cantidad para que le vuelvan a pintar su carrocería.

Los vinilos son otra alternativa. Pueden pegarse en toda la carrocería o parcialmente, y en todo momento se puede volver a despegar con facilidad. No suelen aguantar toda la vida del coche, pero los fabricantes más prestigiosos ofrecen entre cinco y siete años de garantía por su posible despegue o decoloración.

Además, los vinilos tienen algunas ventajas frente a la pintura: los costes son mucho menores, y protegen la carrocería. Y permite personalizar tu coche de una forma bastante sencilla. 

 

¿Qué tipo de vinilos hay?

  •  

    Car-Wrapping
    Son vinilos de plástico que se aplican extensamente sobre la carrocería. Tienen un sistema propio de pegado y son muy elásticos, porque solo así es posible una aplicación con relieve. Y se pueden imprimir diferentes motivos petición del cliente, por impresión digital.
  • Vinilo parcial
    Solo se aplica a una parte del coche. Por ejemplo, en el capó, en los espejos retrovisores o en el techo. Los vehículos de salvamento y las ambulancias, por ejemplo, los usan a menudo.
  • Branding
    Con este sistema se pone un rótulo en el coche. Y se puede aplicar sobre un coche que ya lleva vinilo.
  • Vinilo protector de la pintura
    Se usa cuando se quiere proteger el coche de guijarros y rayones. Muchas veces, solo se aplica a la zona frontal. Suele ser hasta tres veces más grueso que el Wraping, y por tanto es más resistente. Los hay en mate y transparentes.

 

¿Cómo es la operación de ponerle vinilo a un coche?

  1. Lo primero es lavar el coche a conciencia. Y no encerar en ningún caso ni abrillantar, porque entonces el vinilo no pega bien. Una vez lavado, se desmontan pequeños componentes como las luces traseras o los tiradores de las puertas. Así, el vinilo se pega con más precisión.
  2. Luego llega el momento de medir el coche y hacer los primeros cortes de vinilo. Al principio se aplica a los detalles, por ejemplo, las hendiduras alrededor de los faros antiniebla. El pedazo de vinilo se aplica y luego se emplea una racleta para allanarlo.
    Es muy importante que no queden ni se formen burbujas en el proceso. A menudo se calienta el vinilo con un fuelle de aire caliente, a unos 90 grados. Así se vuelve dilatable y se puede aplica de forma óptima a las formas de las diferentes piezas de la carrocería.
    El vinilo restante se puede cortar con precisión con un cutter especial.
  3. Cuando el coche está terminado, el vinilo aún se sella y se pule con un producto especial. En las siguientes dos o tres semanas el coche no puede lavarse, porque el vinilo podría despegarse.

 

¿Cuánto dura el proceso?

En todos los casos, menos que pintar el coche. Normalmente suelen ser entre dos y cinco días. Depende del coche. Un portavoz de 3M nos dice: "Una vez se aplica el vinilo, se deja el coche una noche en el taller, para que el pegamento haga su efecto completo".

¿A qué coches se puede aplicar vinilo?

En principio, a cualquiera. Casi todo es posible entre una aplicación completa y parcial.

Hay que tener más cuidado en coches clásicos con pintura vieja y conviene realizar pruebas antes, para evitar reacciones indeseadas. También puedes aplicar vinilo a partes internas, como los pilares o el salpicadero. ¡Las posibilidades de personalización son infinitas! Pero ojo: algunos materiales plásticos no permiten una buena adherencia. Por eso siempre es recomendable preguntar antes a un especialista.

¿Puedo aplicar yo mismo el vinilo?

Lo mejor es recurrir a especialistas con las herramientas adecuadas. Además, la habitación donde se realice la operación no puede estar a menos de 16 grados, ni a más de 25. También recomendamos esto a la hora de despegarlo.

Si te animas, ten en cuenta estos consejos para colocar un vinilo:

  • El vinilo no debe estar demasiado caliente, porque podrían quedar zonas brillantes o desiguales.
  • Debes tener siempre una cantidad generosa de vinilo.
  • Desmontar algunas piezas como espejos retrovisores o tiradores de las puertas.
  • Testar antes el pegamento del vinilo.
  • Comprar una racleta.
  • Evitar vinilos de poca calidad, porque duran menos tiempo.

¿Qué precios pueden tener los vinilos?

Para que te hagas una idea, un vinilo negro mate de 10 x 1,52 metros vale unos 380 euros, y con eso te da de sobra para todo el vehículo. Ahora, si lo llevas a una de las múltiples empresas que hay en el territorio nacional dedicadas a rotular coches, el capricho puede llegar a suponer 1.500 o 2.000 euros.

¿Cómo lavo mi coche con vinilo?

 

Solo hay pequeñas diferencias respecto a los coche que no lo llevan. Ten en cuenta estas cosas:

Si lo lavas a manos:

  • Usar mucha agua

     

  • Si usas presión elevada, debe estar, como mucho, a 60 grados. Y ponerte a una distancia de seguridad de entre 30 y 50 centímetros. Y no apuntar nunca directamente a los cantos de las piezas de vinilo.
  • Si lo lavas a mano, cuida que los productos no  sean agresivos. Y nunca encerar. ¡Si no pueden quedarse gotas permanentes!

 En t

únel de lavado:

  •  

    Solo los que tengan rodillos con materiales textiles. Las cerdas de nailon pueden rayar la superficie del vinilo. Y por supuesto, no elegir nunca el programa con encerado o abrillantado.
  •  

    Usar siempre después del lavado un paño suave y hacerlo a mano. Si es una toalla de microfibras, mejor que mejor.

Lecturas recomendadas