Skip to main content

Práctico

Motor

Impuestos, mejoras técnicas, precios... ¿Sigue siendo más barato mantener un coche diésel que un gasolina?

diesel prohibido

Recuerdo cuando la única vía que teníamos para entrar en contacto con vuestras dudas sobre coches nuevos o usados, peticiones, opiniones y sugerencias, queridos lectores -y ahora, usuarios- era la de la vía postal, con sello y carta manuscrita. Y nuestra manera de responder, salvo excepciones, en El Rincón del Lector de la revista AUTO BILD. Pues bien, las cosas han cambiado mucho en estos más de 15 años que llevamos contigo en diferentes formatos, y aprovechamos esta vez para resolver dudas acerca de un tema que sigue preocupando y mucho. Impuestos, mejoras técnicas, precios... “¿Sigue siendo más barato mantener un coche diésel que un gasolina?".

Diésel o gasolina: ¿qué interesa comprar?

Para empezar, es posible que la pregunta haya que matizarla mucho antes de plantearla así. O empezar añadiendo otra más completa: ¿alguna vez fue más económico mantener un diésel que un gasolina? Y, como es lógico, limitamos la cuestión a estos dos tipos de combustibles porque hasta hace ‘poco’, no había otras alternativas con suficiente representativas en el mercado. 

STP Aditivo Diesel Anti humos Pre ITV

Kit Pre-ITV para coches diésel

Este kit de pre-ITV para coches diésel funciona en tan solo una hora. Limpia los inyectores y el sistema de combustible para reducir las emisiones de humos. Además, también mejora el rendimiento del coche y reduce el consumo de combustible.

Pues bien: hace 30 años, 15 y ahora, lo primero que hay que valorar en un coche (a estrenar o de segunda mano) es el precio de adquisición. Pero inmediatamente después, lo que supone tenerlo, usarlo, desgastarlo y, cómo no, pagar por que esté a tu nombre, incluso si no lo mueves del garaje. Hasta la propia plaza de garaje o el envejecimiento prematuro de que duerma en la calle pueden ser un extra importante al año a la hora de hacer números. 

No sólo el gasto de combustible

Pero es que además, en este post no hablamos sólo del mantenimiento mecánico, sino de que el coche en cuestión sea tuyo. Y por eso, desglosamos todos estos elementos en un coche de gasóleo, porque la trampa muchas veces en un vehículo de gasóleo ha sido lanzarse a comprarlo sólo porque en un viaje consuma menos combustible. 

3 razones por las que un coche diesel te puede consumir mas
12 marcas que nunca volverán a fabricar coches diésel

En otras palabras, la fiebre del diésel que ha vivido Europa desde que comenzó este siglo XXI hasta el ‘dieselgate’ con los escándalos de las emisiones ha sido fomentada por muchos factores como el mencionado, pero no precisamente debido a que a todos les mereciera la pena usar este tipo de mecánicas. ¿Por qué tuvieron tanto éxito? 

  • Consumo de combustible: como decíamos, mucha gente sigue cometiendo el error de calcular lo que gasta su coche atendiendo sólo a un valor, que no es otro que los litros cada 100 kilómetros recorridos que consumes. O si lo prefieres, lo que da de sí un depósito respecto a otro coche equivalente de gasolina. Pero este valor, como veremos más adelante, no es suficiente para hacerse una idea real al año. 
  • Precio del diésel: durante años, los Estados llevaron una política de subvenciones que no hizo otra cosa que abaratar los precios en las estaciones de servicio con una diferencia considerable. 
  • Impuestos más benévolos: además, desde que desapareció el conocido como ‘impuesto de lujo’ para el automóvil que lo gravaba hasta los años 70, las tasas que pagar para un automóvil medio en propiedad fueron mucho más benévolas. Por no hablar de la ausencia casi total hasta hace poco de una conciencia eco como tal, al menos, como hasta ahora: por ejemplo, en las fichas técnicas de los vehículos no se detallaban las emisiones contaminantes ni mucho menos se bonificaba a los que menos tenían (hoy, por ejemplo, están exentos del impuesto de matriculación los coches que emitan menos de 120 g/km según el -más exigente- protocolo de homologación WLTP) . 
  • Ausencia de restricciones: siguiendo con esto, tampoco se habían puesto en marcha restricciones a la movilidad para luchar contra la polución en las ciudades ni se penalizaban los diésel en los accesos o en las las zonas de aparcamiento regulado. Tampoco existían las etiquetas de la DGT...   

Vídeo: etiquetas DGT

  • Moda SUV: la tendencia a hacer cada vez coches más voluminosos y pesados (primero, los monovolúmenes; luego, los SUV) hacía que los consumos de combustible de las mecánicas diésel fueran especialmente favorables respecto a los de gasolina. 

 

  • Desarrollo tecnológico: el aumento de la demanda impulsó un desarrollo sin precedentes de las mecánicas diésel, que además fueron dotadas mayoritariamente de turbo, intercooler, filtros de partículas, sistemas de doble quemado de las mismas, AdBlue… y, más recientemente, electrificación (hibridación suave MHEV). 
Diesel Adblue
  • Prestaciones: sus prestaciones, por tanto, también fueron en aumento, por lo que a veces resultaban mucho más apetecibles -incluso para la gente-. 
  • Imagen: a esto también contribuyeron las campañas publicitarias y de marketing de los propios fabricantes, las incursiones en competición de algunos de ellos (como Audi y Peugeot en los programas de Resistencia -WEC- y, particularmente, de Le Mans, con sus motores TDI y HDi…). 
  • Depreciación y valor de reventa: todos estos factores también influyeron a favor de la amortización del diésel en el mercado de coches de segunda mano, porque eran coches a los que se les presumía mejores prestaciones y una vida útil más longeva, más propicios por tanto para este sector… con lo que su depredación era más lenta que los de gasolina y, por tanto, conservaban mejor valor residual.

¿Sigue siendo “más barato” mantener un coche diésel que un gasolina? 

Si alguna vez fue más ventajoso a priori lanzarse al gasóleo por todo lo anterior, es curioso que se continúe planteando hoy en los mismo términos si sigue siendo más barato mantener un coche diésel que un gasolina, porque precisamente el mantenimiento -repetimos, no sólo estrictamente mecánico- ha sido el gran ‘pero’ a la hora de plantearse la amortización de un diésel. 

3 razones por las que un coche diesel te puede consumir mas
Los inyectores pueden obstruirse si circulas demasiado a baja velocidad

De hecho, como puedes comprobar, desde hace casi dos décadas hasta ahora, el mundo ha cambiado mucho en todos estos factores que hemos ido desgranando. Y el tener un diésel en propiedad ya no merece tanto la pena, en un momento en el que, además, la competencia a la hora de echar números es más dura que nunca: los gasolina están desquitándose del tiempo ‘perdido’ en desarrollo tecnológico, han mejorado sus prestaciones y emisiones, en un entorno mucho más crítico -justificado o no, que eso es otro tema- con los ‘proscritos’ diésel… 

Diésel o híbrido. ¿Qué es mejor comprar? 

Además, la irrupción de los híbridos puros, híbridos ‘suaves’ e híbridos enchufabes es una competencia que está elecrificando más las mecánicas gasolina que las diésel, ya sea por las particularidades técnicas de una y otra mecánica, por la guerra declarada al gasóleo desde fabricantes y Administraciones… o por todo a la vez. 

Asimismo, la paridad de precios en las gasolineras también ha hecho que aunque un diésel siga siendo una opción rentable para hacer muchos trayectos interurbanos y muchos kilómetros al año (se calcula que empieza a merecer la pena entre los 22.000 y los 25.000), no esté tan claro ya como opción para quienes están en esos límites. 

Coche dinero

Y en cuanto al ADN de un motor diésel: siguen siendo mecánicas más complejas -que encima, se han hecho aún más sofisticadas en pro de la eficiencia- en los últimos tiempos, que siguen envejeciendo peor en los trayectos cortos, diarios y urbanos para los que nunca fueron diseñadas… Por lo que si ya antes las revisiones, el mantenimiento y las ITV -que también son más caras-, era algo en lo que penalizaban respecto a sus equivalentes de gasolina, ahora es mucho más complicado coger la calculadora y concluir que tu próximo coche sea un diésel. 

Y además