Skip to main content

Práctico

Franquicia en el seguro del coche: todo lo que debes saber

Accidente en la carretera

¿Pagar menos se convierte en pagar más?

Modalidades de seguro de automoción: a todo riesgo, a terceros, con franquicia... Hoy nos centramos en esta última, una modalidad que, con el paso del tiempo van ganado adeptos porque reduce el desembolso inicial. Te contamos todo lo que debes saber sobre los seguros de coche con franquicia.

Empezaremos por las definiciones: ¿qué es la franquicia que se aplica a los seguros de coches?

La franquicia es la cantidad de dinero que el asegurado no cobrará de la compañía de seguros por la indemnización que le correspondería como consecuencia de un siniestro. También es la cantidad inicial que el asegurado tendrá que abonar en caso de reparación. Dicho de otro modo, en un seguro de coche con franquicia el acuerdo que firman ambas supone que:

  • el asegurado paga algo menos por la póliza contratada
  • en caso de siniestro, la compañía paga algo menos por la reparación o en concepto de indemnización

Pongamos un ejemplo real

Tienes que asegurar un coche, llamas a la compañía de seguros y entre las opciones te ofrecen (con bastante insistencia, además) contratar un seguro con franquicia. 

La póliza a todo riesgo cuesta 1.200 euros (en un único pago anual), pero si aceptas una franquicia de 300 euros, en un primer momento solo tendrás que abonar 840 euros. Ahora bien, en caso de siniestro serás tu quien pague los primeros 300 euros de la factura del taller. Es decir, si la reparación cuesta 2.160 euros, la compañía pagará 1.860 euros y tú los 300 restantes (la cantidad a pagar será exactamente la que fije la franquicia).

Un dato importante: la franquicia se abona tantas veces como se haga uso del seguro, es decir, si un año tienes que pasar dos veces por el taller, pagarás dos veces 300 euros.

Otra aclaración: si la reparación es inferior a la franquicia solo pagas la factura del taller (en este caso la aseguradora no paga nada).

Un error muy común consiste en creer que la franquicia se aplica a todas las coberturas de la póliza del seguro, pero no es así.

Para no perder ni un derecho es importante leer la letra pequeña de la póliza. Ten en cuenta que una póliza es un conjunto de coberturas (robo, incendio, asistencia en viaje...), pero la franquicia no se aplica a todas ellas. 

¿Cuándo interesa contratar una franquicia?

Los expertos explican que contratar un coche con o sin franquicia es rentable en función del tipo de conductor:

  • a los conductores que no suelen dar muchos partes cada año, sí les interesa la franquicia
  • a los que tienen una larga de siniestralidad o están habituados a dar varios partes al año para arreglar pequeños golpes y arañazos, no

También hay que valorar qué cantidad merece la pena franquiciar.

Las compañías de seguros suelen ofrecer un abanico de franquicias que, por norma general, va de 100 a 1.000 euros (aunque hay que decir que cada vez son más las compañías que eliminan las franquicias por debajo de los 200-250 euros). Las hay también que aplican la franquicia en función del valor del coche, no pudiendo el asegurado elegir la cantidad.

 

Lecturas recomendadas