Skip to main content

Práctico

Motor

Aprende con AUTO BILD. Trucos para hacer bien el punta-tacón

punta-tacon
A continuación encontrarás unos cuatros trucos para hacer bien el punta-tacón, una técnica de conducción muy utilizada en el mundo de la competición.

Una de las técnicas de conducción más utilizadas en competición es el denominado punta-tacón. Esta técnica consiste en reducir de marcha mientras se frena al mismo tiempo que se igualan las velocidades de los ejes primario y secundario de la transmisión en un coche manual. El punta-tacón se emplea principalmente en una conducción deportiva y no se recomienda si pretendemos reducir el consumo de combustible. Hoy te traigo una serie de trucos para hacer bien el punta-tacón.

Aprendemos con la DGT qué es la distancia de detención, cómo se calcula y por qué es importante

El punta-tacón busca eliminar las fuertes retenciones al bajar de marcha a altas velocidades. Si bien esta retención (el tiempo que tarda el motor en adaptarse al nuevo régimen de giro) es menos perceptible a bajas revoluciones, cuando se circula a un régimen alto, este efecto se vuelve más acusado. También permite reducir el tiempo necesario para bajar varias marchas antes de la entrada a una curva. Por estos motivos, es muy utilizada en competición cuando los coches están equipados con una transmisión manual o una secuencial con pedal de embrague.

¿Cómo se hace el punta-tacón?

Lo primero que debes saber es cómo se hace esta técnica de conducción. El punta-tacón comienza cuando pisamos el pedal del embrague y liberamos el motor de la transmisión. A continuación, debemos dar un toque al acelerador con el talón para evitar que caiga de vueltas. Mientras tanto, la punta del pie derecho pisa el pedal del freno y procedemos a bajar de marcha o marchas. Antes de levantar el pie del embrague, debemos dar otro golpe al acelerador para igualar el régimen de vueltas del motor a la transmisión. Requiere cierta práctica, ya que no es una técnica sencilla ni fácil de asimilar. 

En el siguiente vídeo te dejo al legendario Ayrton Senna a los mandos de un Honda NSX mientras realiza el punta-tacón, con zapato y calcetines blancos, una demostración más del talento del piloto brasileño:

Y en este vídeo, un coche con cambio semiautomático equipado también con un pedal de embrague donde se puede ver cómo el piloto Gabriel Ponce de León realiza esta técnica:

Trucos para hacer bien el punta-tacón

Aquí tienes algunos trucos para hacer bien el punta-tacón:

  • Como puedes observar en ambos vídeos, ninguno de los pilotos utiliza el talón de su pie derecho para accionar el pedal del acelerado durante la conducción. Más bien, emplean la zona exterior del pie para dar el golpe de gas, mientras la zona de los dedos presiona el pedal del freno. Esto permite tener una mayor dosificación y control sobre los frenos, mientras para dar el golpe al acelerador no es necesaria tanta sensibilidad.
  • Otro de los trucos a tener en cuenta es evaluar el régimen de giro del motor y de la caja de cambios. Es importante conocer este detalle para hacer bien el punta-tacón y ser más precisos en los cambios.
  • También debes tener en cuenta cuál es la distancia entre el pedal del freno y el acelerador, y ajustarla a tu anatomía. Dependiendo del tamaño de tu pie, de la separación (tanto lateral como longitudinal) de los pedales, y del espacio existente en la pedalera, podrás utilizar solo la punta del pie y la planta o realizar un clásico punta-tacón.
  • Busca la coordinación de los movimientos. Es una técnica compleja que requiere cierta práctica y que implica a los pies y la mano derecha (o izquierda) para controlar la caja de cambios. La secuencia debe ser exacta, o no habrás conseguido el efecto deseado. 
  • Ten en cuenta que es fácil pisar de más o de menos el pedal del freno, no aplicar suficiente fuerza en el golpe al acelerador o levantar antes de tiempo el pie del embrague. Son fallos comunes que se resuelven con la práctica y el uso.
  • Tampoco realices esta técnica de conducción para ahorrar combustible, ya que es necesario revolucionar el motor en vacío, lo que supone un incremento del consumo.
  • Por último, si vas a realizar o practicar esta técnica, llévalo a cabo en un entorno seguro y a baja velocidad. Debes hacerlo siempre bajo tu responsabilidad y tomando las medidas de precaución necesarias.

Y además