Skip to main content

Práctico

Motor

5 trucos para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina

Trucos para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina

En invierno, es necesario activar la calefacción del coche para conducir con una temperatura adecuada, pero conviene seguir estos cinco trucos para hacerlo de manera más eficiente.

Conducir con una temperatura adecuada es fundamental para garantizar la seguridad. Eso implica usar el aire acondicionado en verano y la calefacción en invierno. El problema es que, en ambos casos, afecta al gasto de carburante. así que aquí van cinco trucos para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina.

Estamos en invierno y en muchas zonas de España las temperaturas pueden ser muy bajas. Igual que en verano no hay que conducir con una temperatura excesiva, porque puede producir fatiga, deshidratación y disminuye la atención, tampoco en invierno hay que hacerlo con una temperatura demasiado baja.

El confort a bordo es un elemento que también influye en la seguridad vial, porque hace que disminuya la fatiga, mantengas la concentración mucho mejor, disminuya tu tiempo de reacción ante cualquier imprevisto y disminuyan las distracciones al volante.

Pero, para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina, no hace falta abrigarse demasiado, con prendas de abrigos abultadas, usar guantes, bufandas o gorros. Lo mejor, además de adecuar tu ropa a las necesidades de la conducción, es seguir los consejos que te damos a continuación.

1. Aprovecha el sol para usar mejor la calefacción del coche

Trucos para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina

Si en verano es recomendable aparcar el coche en zonas de sombra, en invierno el sol puede convertirse en tu mejor aliado, así que lo mejor es dejarlo al sol, siempre que sea posible. 

Esto permitirá que la temperatura del interior se mantenga unos grados más alta, de modo que, cuando vuelvas a coger el coche, puede que no sea necesario activar la calefacción o, al menos, ponerla durante poco tiempo. Si tienes un techo acristalado, retira la cortina para que penetren mejor los rayos del sol. 

2. Espera a que el motor se caliente

Trucos para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina

Es inútil montarse en el coche, arrancar el motor y encender inmediatamente la calefacción, ya que obligarás al sistema a trabajar sin que el motor haya empezado a generar calor por sí mismo. Esto hará que, durante los primeros minutos, solo salga aire frío por las toberas y fuerces la mecánica, aumentando así el consumo de gasolina.

Por tanto, arranca el coche para que el sistema no tire de batería ni la desgaste de forma prematura. Una vez que el motor alcance su temperatura óptima, ya puedes encender la calefacción. 

Por otro lado, no le des al contacto con la luneta térmica encendida ni con los asientos calefactables, si los tienes. Puede que no te hagan falta hasta que inicies la marcha y podrás reducir un poco el consumo. 

3. Flujo aerodinámico

Trucos para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina

Para ahorrar gasolina cuando usas la calefacción del coche, lo ideal es apagar la recirculación de aire para que todo el flujo de aire del exterior llegue al radiador del coche con la mayor fuerza posible y, por tanto, el aire caliente llegue antes al habitáculo. 

Para que este truco tenga más efecto, no olvides mantener las rejillas exteriores del coche libres de hojarasca, algo muy típico del otoño, y de cualquier elemento que las obstruya, como ramas, polvo o excrementos de aves.

Además, con este sistema, lo más probable es que no haya que conectar el ventilador, por tanto, te ahorras un consumible y, en consecuencia, arañas unas décimas al consumo. Lo malo es que en muchos coches actuales ya no es posible la entrada de aire del exterior si no conectas todo el sistema de climatización. 

4. Temperatura óptima

Siguiendo los consejos de AECA-ITV, la DGT recomienda que la temperatura en el interior del coche oscile como máximo entre los 19 y los 22 grados. Cuando entres en el coche, mucho frío que tengas, no subas los grados del climatizador o pongas la calefacción a tope. 

Lo mejor es seleccionar una temperatura intermedia, entre 20 y 22 grados, y que el coche la vaya proporcionando, tanto si tienes un vehículo antiguo, con mandos mecánicos de ruletas y palancas como si tienes uno moderno con climatizador.

Este truco para usar la calefacción del coche y consumir menos gasolina es especialmente importante, porque el gasto será mayor si demandas mucho más esfuerzo a la máquina, si pones una temperatura muy alta. Así, solo conseguirás derrochar energía.

5. Dirige el aire hacia los pies

Trucos para usar mejor la calefacción del coche y consumir menos gasolina

El aire caliente asciende y el frío desciende. Este principio básico de la física se aplica al sistema de climatización del coche, por tanto, para usar la calefacción de una manera más eficiente hay que dirigir la salida del aire hacia los pies. De esta forma, el aire caliente subirá y calentará el resto del habitáculo. 

De lo contrario, si diriges las salidas de aire hacia arriba o en horizontal, el calor se acumulará en esa zona y habrá una notable diferencia de temperatura entre los pies y la cabeza.

Y además