Skip to main content
Sonido que hace el VW ID.3 al acelerar

Seis prejuicios sobre los coches eléctricos vs los datos reales que los dejan sin fundamento

¡Despierta! Conducir un coche eléctrico a diario, sacándole el mismo provecho (o más) que a uno de combustión ya no es un sueño. Porque con eléctricos como la nueva familia ID. de Volkswagen, los mitos que ponían en duda las virtudes de los vehículos enchufables se han convertido en prejuicios que se derrumban fácilmente con datos reales. Y si no, fijaos en nuestra recopilación...

Que el coche se quede sin batería de repente

Si con un coche de combustión no temes quedarte tirado sin combustible, ¿por qué piensas que te va a pasar con un eléctrico? Los enchufables cuentan con una tecnología mucho más sofisticada que el testigo de la gasolina. Mientras éste solo se activa una alerta visual y sonora cuando el depósito está cerca de quedar vacío, en un eléctrico el conductor es consciente en todo momento de la autonomía restante, pero lo más importante: los Volkswagen eléctricos cambian automáticamente al modo de optimización de energía cuando la autonomía está cerca de agotarse.

Que no puedes hacer viajes largos

Pues sí. Sí puedes, de hecho hay quien ha dado la vuelta al mundo en un coche eléctrico. Y no solo por demostrar que es posible, sino porque ¡es posible!

Atrás quedaron los tiempos en que los eléctricos eran exclusivamente coches urbanos y se necesitaba un segundo coche para afrontar viajes más largos... un Madrid-Valencia para darte un baño en la playa, por ejemplo.

La autonomía de los eléctricos de la familia ID. es enorme sobre todo gracias a la plataforma modular de propulsión eléctrica que contienen (MEB, en alemán). En los nuevos coches eléctricos, es posible aumentar la autonomía de 330 km a más de 550 en WLTP, dependiendo del tamaño de la batería, los neumáticos y el diseño de la carrocería.

50 fotos del VW ID.3

Que no es fácil encontrar un punto de recarga

Lo de que la batería se agote y no haya un punto de recarga cerca es algo que solo te sucederá si conduces por el desierto.

Por varias razones:

La primera es que en España, los cargadores para coches eléctricos han dejado de ser un bien escaso para convertirse en un elemento habitual de ciudades y carreteras. Sirva esta prueba: durante los últimos siete meses un equipo formado por 20 trabajadores de Iberdrola ha peinado el territorio nacional para verificar uno a uno todos los puntos de recarga pública de coches eléctricos de España para comprobar cuáles efectivamente están en funcionamiento.

El resultado: han validado de manera presencial más de 3.600 enchufes para coches eléctricos en la vía pública que hay actualmente repartidos en 1.200 ubicaciones de todo el país. Y en el futuro serán muchos más. No solo porque cada vez son más las estaciones de servicio y demás establecimientos que ofrecen la posibilidad de cargar el coche eléctrico como valor añadido, sino porque, por Ley, dentro de poco casi todas las gasolineras estarán obligadas a ofrecer este servicio.

Ya no es estrictamente necesario buscar una estación de servicio para cargar; como hemos contado, cada vez son más los restaurantes, centros comerciales, hoteles... con cargadores públicos. Y si tienes alguna duda, siempre puedes consultar proveedores de servicios de movilidad como Electromaps, que cuenta con información de 6000 puntos con 18.000 cargadores.

Prueba del Volkswagen e-up!

Que un viaje de dos horas se haga eterno por los tiempos de carga

La DGT recomienda parar cada dos horas para evitar que la fatiga se apodere del conductor, reduzca su capacidad de atención y, de esta forma, aumente el riesgo de accidente.

Conste, lo primero, que la batería tiene autonomía suficiente para recorrer más de dos horas. Pero si se aprovechan esas paradas, en las que además de descansar los ocupantes del vehículo toman un café, hacen una visita al baño y se ponen al día con los mensajes acumulados en el teléfono, para recargar algo de energía perdida, el viaje no llevará más tiempo que si se hiciera con un vehículo de combustión. 

Para que te hagas una idea, el VW ID.3 necesita unas cuatro horas en un punto de carga rápida para recuperar toda su energía, pero en unos 30 minutos carga el 80% de su capacidad, lo que permite recorrer otros cientos de kilómetros hasta la siguiente parada.

Que son demasiado caros

Nos acercamos al momento en que los coches eléctricos dejan de ser más caros que los de combustión, incluso en el momento de la compra: a falta de precios oficiales, la versión de acceso del VW ID.3 no superará los 30.000 euros. Esto sin tener en cuenta las ventajas fiscales y el ahorro de combustible y mantenimiento que hacen que el coste real a lo largo de su vida útil sea ya más bajo en un enchufable.

Los planes que adelantan los gobiernos europeos, nacionales y locales pintan un futuro mucho mejor. Tres pinceladas de ejemplo:

  • España ya ha aprobado el Plan Moves 2 con ayudas de hasta 5.500 euros para la compra de eléctricos
  • Europa prepara un plan de reconstrucción tras la pandemia del coronavirus con la industria automovilística como pilar fundamental. De paso, aprovechará para incentivar las ventas de vehículos eficientes y se plantea eliminar el IVA a los modelos más eficientes, esto bajaría su precio un 21%
  • Los fabricantes también empiezan a lanzar planes de ayudas a la compra de sus modelos con menos emisiones ya que Europa obliga a reducir los índices de contaminación derivados de sus matriculaciones
Volkswagen e-Up! 2020

Que durante una recarga empiece a llover y te 'lleves' una descarga

¿De verdad todavía te crees lo de que cargar un coche eléctrico en plena tormenta es peligroso?

La combinación agua y electricidad no es aconsejable, es cierto, pero cuando lo que se enchufa es un coche eléctrico no hay de qué preocuparse. Si la batería y la estación de carga cumplen con los estándares, la electricidad no circulará hasta que no se haya establecido un contacto seguro. También puedes lavarlo en un túnel de lavado o abrir el capó cuando llueve sin ningún problema. Un coche eléctrico es igual de seguro que cualquier otro durante una tormenta.

Más de E-mobility de Volkswagen