Skip to main content

Noticia

VÍDEO: mismo accidente, pero uno se salva por suerte y otro por talento

En situaciones críticas salen los verdaderos pilotos

Este vídeo te mostramos el ejemplo gráfico de cómo en un mismo accidente, uno se puede salvar por suerte y otro por habilidad al volante. ¡Para flipar! 

No te pierdas: VÍDEO: Con ustedes, la salvada más espectacular del año y la hace un camión

Cuando estás conduciendo en un circuito, llevando el coche al límite con velocidades muy altas, ante un error el tiempo de reacción es mínimo. Es en ese momento cuando salen las carencias o las habilidades del piloto para salvar esa situación. En esta carrera dos coches se salvan del mismo accidente, pero de dos formas muy distintas. 

¿Suerte o habilidad? 

Lo más llamativo de este vídeo es que podemos ver el mismo accidente en un circuito, desde dos puntos de vista muy distintos a través de una cámara onboard. Dos coches tienen que esquivar un frenazo de delante de la forma que puedan, y uno lo salva por suerte y otro por habilidad. 

Mira esto: VÍDEO: Se acabó dar vueltas buscando sitio… en Japón van años por delante

El primero, esquiva al coche de delante con un gran talento y evita golpear al otro coche por pura habilidad. Primer esquiva los obstáculos saliéndose fuera de la pista y cuando vuelve a entrar, controla el derrape del coche frenando en seco sin perder el control del vehículo. 

Accidentes en la F1, ¿cuánto le cuestan los accidentes de los pilotos a sus equipos?

En la otra cámara, el coche de la izquierda esquiva también a los coches que han frenado, pero pierde el control del coche y termina derrapando y dejando el coche girado en el circuito. Por suerte, el otro vehículo consigue detenerse a tiempo y evitar el choque. 

Te interesa: VÍDEO: Este motorista se da cuenta demasiado tarde de su error, ¡duele verlo!

La demostración en directo de cómo puedes evitar el mismo accidente de dos maneras, uno se salva por suerte y otro por talento. La diferencia es que el que tiene talento salvará otros sustos, pero el que ha tenido suerte puede no tenerla un día de estos… 

Y además