Skip to main content

Noticia

Motor

Varios modelos de Porsche destrozados por las inundaciones en Alemania

Modelos de Porsche inundados en Alemania

Modelos de Porsche a estrenar destrozados por las inundaciones en Alemania

Las fuertes inundaciones que han azotado a Alemania han tenido consecuencias devastadoras, especialmente, entre la población, con más de 150 víctimas mortales y cientos de personas desaparecidas. Pero también ha afectado muy negativamente al sector del automóvil alemán.

Hace unos días, salía a la luz un vídeo de un concesionario de Audi en la ciudad de Leverkusen completamente arrasado por las fuertes lluvias de los últimos días en Alemania. El concesionario aparecía totalmente inundado. Ahora, el medio Carscoops publica otro vídeo similar, pero con un concesionario de Porsche como protagonista. 

Varios modelos sumergidos en el agua

El vídeo fue grabado por una persona anónima y se difundió rápidamente en las redes sociales. En él, se puede observar un concesionario de Porsche completamente inundado, con varios modelos aparcados en el exterior sumergidos en el agua. Como se puede apreciar en las ruedas de los vehículos, el nivel del agua en la zona supera los 50 centímetros

En el aparcamiento se reconocen tres modelos del Porsche 911 (992), de los cuales, uno es un 911 Carrera 4S Cabriolet, otro es un 911 Turbo y el tercero un 911 Coupe. También hay un Porsche Macan y dos unidades del Porsche Cayenne Coupe, de las cuales, una es la versión E-Hybrid, ya que está conectada al cargador. Por último, encontramos también un Porsche Taycan.

Listos para ser entregados

Estos modelos de Porsche que han quedado completamente inutilizados estaban listos para ser entregados a sus nuevos propietarios, algo que ya no ocurrirá. El más caro de los coches ahí aparcados es el Porsche 911 Turbo, cuyo precio en Alemania es de 189.176 euros. Además de estos coches nuevos, el concesionario disponía de un espacio habilitado para la venta de modelos usados. Se desconoce el estado de estos vehículos, pero es muy probable que también hayan sufrido las consecuencias del temporal. 

A nadie le gusta ver un concesionario con varios modelos de alta gama destrozados. Afortunadamente, todos los empleados abandonaron el centro antes de que el nivel del agua subiera y están bien. 

Y además