Skip to main content

Noticia

Starter del motor de un coche, ¿qué es?

Starter del motor de un coche
Un viejo conocido.

Todos los que conducimos tenemos carné, lo que nos autoriza para ello y, al menos en teoría, nos presupone ciertos conocimientos (muy básicos) de mecánica. Sin embargo, aunque esto último puede ser más cierto en los conductores más noveles (en el examen de conducir se pone más atención ahora a conocer la mecánica del automóvil), es bastante lógico y habitual que quien se encuentre al volante no sepa mucho de las entrañas de su vehículo. Si hablamos de starter del motor de un coche, ¿a alguien le suena?

¿Qué es el starter?

Es posible que a los más jóvenes no les suene ni siquiera el término (puede utilizarse en español como “estárter”), puesto que era un dispositivo presente en coche más antiguos, cuando lo que utilizaban los motores eran carburadores en vez de inyección electrónica.

Los vehículos modernos regulan de manera automática la combinación de combustible para conseguir una mezcla equilibrada que propicie una combustión óptima, pero los que no tenían tanta electrónica carecían de esta faceta, algo que se regulaba de manera manual con el starter. Lo más habitual era encontrarlo en modelos de gasolina, pero también había starter en coches diésel.

¿Cómo funciona el starter?

Ahora bien, ¿cómo funciona el starter con el carburador? Como hemos dicho, para que un motor de combustión funcione de manera correcta, tiene que mezclar aire y combustible y hay una relación entre ambos elementos que se considera la mezcla perfecta, también denominada como estequiométrica: 14,8 gramos de aire por cada gramo de combustible (14,8/1).

En función de si el valor de la relación es menor o menor, hablamos de mezcla rica o mezcla pobre. En la primera hay más combustible del necesario, lo que hace que se obtenga más potencia pero aumenten las emisiones contaminantes de CO2 y HC. En la segunda hay menos combustible del que hace falta, por lo que la potencia es menor, pero se reduce el consumo, aunque se genera más NOx.

La función del starter es la de conseguir que el motor tenga una mezcla óptima en circunstancias difíciles que suelen tener que ver con el frío. Al arrancar el coche, es posible que la gasolina se condense en las paredes de los cilindros, produciéndose una mezcla demasiado rica que dificulte la combustión, para solucionarlo el starter abre el flujo de aire, lo que empobrece la mezcla y eleva la temperatura, facilitando el arranque (así como que el vehículo no se cale si se detiene en un semáforo, stop, etc.).

Relacionado con él está el estrangulador del coche, que realiza una función similar pero inversa. Se trata de una válvula, habitualmente de mariposa, que obstruye el flujo del aire y enriquece la mezcla. En los automáticos este proceso se lleva a cabo hasta que el sistema detecta la temperatura del motor, cuando esta es suficientemente alta, deja entrar más aire de nuevo.

El starter en los coches antiguos ya ha dejado paso a soluciones más modernas en las que la propia electrónica del vehículo se encarga de llevar a cabo la gestión de la mezcla para llevar a cabo la combustión.

¿Quieres saber cuál es tu coche ideal?

Y además