Noticia

Seis razones por las que contratar el seguro a todo riesgo

Seis razones por las que contratar el seguro a todo riesgo

Noelia López

18/05/2015 - 12:01

Los expertos aconsejan pagar la máxima cobertura cuando se trata de un coche nuevo o de kilómetro cero y mantenerla durante, al menos, tres años. Y defienden su argumento con estas seis razones para contratar un seguro a todo riesgo.

Una de las decisiones más importantes a las que se enfrenta un conductor es la elección del seguro. No hablamos esta vez de la compañía, sino de la cobertura que le dará la póliza pactada. Es habitual buscar la más barata, pero a veces esto puede salir caro. Te damos seis razones por las que contratar un seguro a todo riesgo.

Los expertos afirman que cuando se trata de un coche a estrenar o uno de kilómetro cero no deben caber dudas ante la elección de la máxima cobertura. Es más, defienden que la póliza debe ser la más amplia durante, al menos, los tres primeros años. Contra estos se alzan algunas voces que afirman que no vale la pena pagar tanta cobertura si haces pocos kilómetros o tu coche duerme en garaje.

¿Cuál es el mejor seguro a terceros por su relación calidad-precio?

Pero hay seis razones por las que sí debes contratar un seguro a todo riesgo:

1. Porque incluye los gastos de Responsabilidad Civil Obligatoria, es decir, cubre las consecuencias económicas de la responsabilidad civil como conductor frente a terceros, así como los daños materiales y personales que causados a cualquier persona, incluidos los ocupantes del vehículo.

2. Porque cubre los gastos derivados de la Responsabilidad Civil Voluntaria. Este punto es complementario del anterior. En este caso, abarca los excesos de los límites de indemnización establecidos en el seguro obligatorio.

3. Porque está incluído el robo del vehículo, tanto si está aparcado en la vía pública como en garaje. Este punto es especialmente interesante para conductores que aparquen habitualmente el coche en la calle (ya sea por la noche cerca de su casa, como en el trabajo).

4. Porque cubre los daños ocasionados al vehículo propio por accidente, independientemente de quien haya sido el culpable.

5. Porque incluye asistencia en viaje, garantizando la asistencia en caso de accidente o avería del vehículo en cualquier parte.

6. Porque suele cubrir la rotura de lunas, garantizando los gastos de reposición y colocación.

Fuente: El Confidencial Digital

Lecturas recomendadas

Imagen de perfil de Noelia López

Noelia López

Redactora de AutoBild.es

Yo escribo porque pienso que tú me lees

Buscador de coches